Cuando pensamos en un autobús se nos viene a la cabeza un vehículo amplio y cómodo, capaz de transportar a muchas personas a la vez. Normalmente son máquinas preparadas para hacer muchos kilómetros y para cubrir largas distancias entre localidades, pero en ningún caso han sido concebidas para salir fuera del asfalto. Pero ahora nos encontramos con el Torsus Praetorian, un autobús que parece haber sido concebido para el off-road.

Se trata de un vehículo hecho por una pequeña empresa checa que quiere ser literalmente el autobús más duro del mundo. Parece capaz de enfrentarse a las carreteras más peligrosas del planeta y también a un posible apocalipsis zombi. La principal cualidad del Praetorian es su tracción 4×4 que le permite pasar por donde la mayoría de vehículos ni imaginarían. Si a eso se suman unos neumáticos todoterreno adecuados, sus capacidades off-road se disparan.

Basta con ver el vídeo para hacerse una idea de hasta puede llegar este Torsus Praetorian. Llama la atención que un autobús con capacidad para 35 pasajeros tenga esa altura libre al suelo de 40 centímetros. Tiene una explicación y es que le permite hacer vadeos de hasta 70 centímetros, más que muchos todoterrenos puros. Para llevarlo a cabo, los checos han tomado un chasis del reputado fabricante MAN, al que introdujeron multitud de novedades.

Se mueve gracias a un motor diésel de seis cilindros y 6.9 litros que tiene una potencia de 240 CV y 925 Nm de par. Precisamente ese enorme par motor será el que le ayudará a salir airoso de diferentes situaciones y terrenos. Aunque su velocidad máxima está limitada a 117 km/h, lo cierto es que el enfoque del Torsus Praetorian es para llegar a zonas remotas y de difícil acceso, no para estar en la autovía. Y además el interior cuenta con todas las facilidades (incluso alguna más) que encontraríamos en la mayoría de autobuses.

Fuente: Torsus

Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta