Cada cierto tiempo, BMW reinterpreta las creaciones más espectaculares de su historia en clave de homenaje. El último de esta saga fue el BMW 3.0 CSL Hommage, uno de sus coches de competición más recordados del fabricante. Presentado en el pasado Concurso de Elegancia Vila d’Este en Italia, ahora los bávaros cruzan el Atlántico para mostarnos este fascinante BMW 3.0 CSL Hommage R, que recuerda la victoria del BMW 3.0 CSL en las series IMSA en Estados Unidos hace 40 años, coincidiendo con la llegada de la marca a Norteamérica.

BMW 3.0 CSL Hommage R 2015  56

Presentado en Pebble Beach, el BMW 3.0 CSL Hommage R replica los colores y decoración de aquel coche de competición. Pero va mucho más allá de un mero cambio de color. BMW lo ha empleado como el lienzo perfecto para ver hasta dónde pueden llega las tecnología en coches de altas prestaciones, fusionando como nunca antes al piloto y la máquina.

BMW 3.0 CSL Hommage R 2015  52

“Las manos en el volante y los ojos en la pista”. Esa es la idea se ha creado el sistema de información proyectada (Head up Display) que el piloto puede visualizar directamente en la pantalla de su casco, que también puede dejarse en los huecos que hay tras los asientos.

Sabemos que la idea de proyectar información en el casco ya está siendo estudiada por algunos fabricantes de motos (y que BMW podría aprovechar en su división de motocicletas). La información llega al mismo desde el volante y en el mono, diseñado por Puma, cuenta con unos LEDs que se iluminan cuando el flujo de datos se activa.

BMW 3.0 CSL Hommage R 2015  57

En caso de que deje el casco, el piloto cuenta con la información principal por encima del volante, como el trazado del circuito en el propio salpicadero, con referencias de giro y puntos de frenada (algo que nos recuerda al Head Up Display que nos mostró Jaguar hace tiempo). Para guiar el vehículo, el piloto no tendrá que abandonar el volante en ningún momento (cuenta con dos enormes levas tras él), salvo que precise activar el control de incendios, entre los asientos.

Más allá de esta espectacular aproximación al futuro de los coches de competición, destaca la construcción ligera del BMW 3.0 CSL Hommage R, llevada al máximo extremo. El habitáculo está formado por una estructura de seguridad realizada en fibra de carbono, en la que hasta el diseño de los asientos está pensado para proporcionar mayor rigidez al conjunto.BMW 3.0 CSL Hommage R 2015  09

En el interior, los asientos de piel blanca, pero con arneses de seis puntos de anclaje, recuerda que estamos en un coche pensado para circuitos. Entre tanta fibra de carbono destaca el salpicadero, recubierto de madera natural, que enmarca el trazado de Laguna Seca, donde el BMW 3.0 CSL logró la victoria en el IMSA. Por lo demás, cero concesiones al lujo. La instrumentación es secundaria con el nuevo sistema de visualización de información… pero no cuenta ni con aire aondicionado y la única ventilación llega de dos tomas a ambos lados de la columna de la dirección.

Y para rematar este artículo, la parte más visible, el exterior del BMW 3.0 CSL Hommage R, que cuenta con innumerables guiños al modelo original. La marca ha realizado una espectacular galería de fotos para poder compararlos. En el techo y en el capó, el número 25 recuerda el récord de victorias del 3.0 CSL el año que debutó y en parabrisas y luneta trasera puedes ver Bavarian Motor Works.

BMW 3.0 CSL Hommage R 2015  54

BMW 3.0 CSL Hommage R 2015  66
BMW 3.0 CSL Hommage R 2015  23

No faltan detalles que le dan un toque moderno, como las llantas dorado mate de 21 pulgadas o los faros con tecnología láser que estrenó el BMW i8… eso sí, con una “X”, separando la función diurna y de cruce, en otro guiño a los coches de las carreras de resistencia. El gran spoiler trasero y el doble difusor de fibra de carbono acaba de enamorar a los más puristas de la competición, amén de proporcionar carga aerodinámica.

 

Bajo el capó esconde el motor 3.0 TwinPower Turbo con un turbo eléctrico, como el anterior prototipo… poca sorpresa…  Lo que realmente sería noticia es que BMW se plantease fabricar un modelo con esta filosofía. Anteriores representantes de la saga Hommage, como el M1 Hommage o el 328 Hommage, no llegaron a producción. ¿Lo conseguirá este BMW 3.0 CSL Hommage? A su favor, ser el único con dos versiones. ¿Significará eso algo? Algo nos dice que se quedará, como los anteriores, en un simple prototipo de exhibición, pero alegra la vista.

Fuente: BMW
Galería de fotos:

Ver galeria (78 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta