La nueva Citroën Jumpy está recién llegada a los concesionarios de la marca. Para conocerla mejor hemos acudido a las instalaciones de Santogal en Las Rozas, donde pudimos ver el importante salto, en tecnología, eficiencia de motores y las últimas novedades en materia de seguridad.

Da gusto encontrar a profesionales que conozcan tan bien un producto tan complejo como los vehículos comerciales, cuyas múltiples configuraciones pueden en ocasiones abrumar un poco. Es el caso de los agentes que conocimos en Santogal, conocedores de cabo a rabo de todas las características de la nueva Jumpy.

citroen-jumpy-2016-santogal-24

citroen-jumpy-2016-santogal-3
citroen-jumpy-2016-santogal-17

Esta furgoneta, hermana de la Peugeot Expert 2016 y la Toyota Proace 2016 (todas ellas se fabrican en Francia), pretende ser la alternativa más adecuada de las tres a las necesidades reales de los trabajadores a los que va dirigida. Es por ello que su equipamiento es el más configurable. Puede llevar todo lo que sus hermanas, pero el cliente contará con un lienzo en blanco para ajustarlo a sus necesidades, sin tener que elegir elementos que no utilizará, algo realmente clave a la hora de afinar presupuestos en cualquier empresa.

Y ojo, que esto no significa en absoluto que su equipamiento sea escueto. Quien lo precise puede contar con el Citroën ConnectNav, con pantalla táctil de siete pulgadas y su navegador 3D conectado que permite ser controlado por voz. Además cuenta con un alto nivel de conectividad tecnología MirrorScreen que permite controlar aplicaciones del teléfono móvil mediante Apple CarPlay y MirrorLink, algo poco poco usual en un vehículo comercial. Además, existe una amplia oferta de soportes para tablets y smartphones, así como una mesita de escritorio orientable.

citroen-jumpy-2016-santogal-23

La Citroën Jumpy 2016 tampoco deja de lado la seguridad. Dispone del sistema de frenada de emergencia automática Active Safety Brake, Head-Up Display ,alerta de riesgo de colisión, control de crucero adaptativo o la cámara de visión trasera de 180 grados (esto último muy importante para quienes se muevan por lugares angostos). Puede también tener una función “manos libres” para abrir las puertas laterales (de serie va en el lado derecho, el izquierdo es opcional), sin tener que dejar la mercancía que se lleva en las manos.

Una de las grandes novedades de esta generación es que se basa en una plataforma modular y puede ser adquirida en tres longitudes: XS (4,60 metros), M (4,95 metros) y XL (5,30 metros). Miden 1,90 metros de altura (salvo las versiones de más largas que monten techo elevado), lo que permite acceder a la gran mayoría de aparcamientos, algo inaudito para vehículos de estas características.

citroen-jumpy-2016-santogal-10

Dentro de la gama de vehículos comerciales Citroën se sitúa entre las Nemo y Berlingo, por debajo de la Citroën Jumper, si bien es cierto que la versión XS podrá resultar interesante para quien busque un derivado de turismo y necesite más capacidad de carga. Eso sí, quizá el tamaño más demandado sea el M, que es el que conocimos de primera mano.

citroen-jumpy-2016-santogal-12

El cliente no solamente puede elegir el tamaño, sino también el formato: furgón (sin cristales), combi (con ventanas, los más requeridos en España) o piso cabina (para transformaciones, vehículos frigoríficos…).

El interior es totalmente configurable. La unidad que pudimos probar tenía, por ejemplo, una banqueta doble para el copiloto (puede montar asientos delante). Hay multitud de huecos portaobjetos, como un cofre bajo el asiento del copiloto o diversas guanteras.

citroen-jumpy-2016-santogal-8

Tras ellos, otros seis asientos, para un total de nueve plazas soberbias, con asientos que disponen de Isofix para los sistemas de retención infantil (no debemos olvidar que además del trabajo, estas versiones se usan también después los fines de semana con la familia. Todos los asientos pueden extraerse con facilidad del coche para configurar el interior y así tener de 3 a 9 plazas.

Puede elegirse también una versión doble cabina, muy versátil, que combina el transporte de hasta 6 personas con un espacio de carga separado.

citroen-jumpy-2016-santogal-18

Detrás, puede montar puertas batientes de apertura hasta 250º (para no ocupar la acera al aparcar en línea) o un portón. Se accede así a una caja de carga de hasta 5,8 metros cúbicos. Asombrosa su polivalencia. La vimos con multitud de asientos (que tú puedes ver en las fotografías), pero si lo utilizas como espacio de carga resulta ideal que pueda extenderse con unas trampillas para cargar objetos más largos, llegando hasta la cabina a través de la parte baja de los asientos. El asiento del copiloto derecho puede levantarse para dejar un suelo plano que permita cargar objetos, maximizando la modularidad de esta furgoneta.

Motores y comportamiento

citroen-jumpy-2016-santogal-20

Su gama de motores está compuesta por eficientes propulsores BlueHDi entre 95 y 180 CV. Exceptuando el de menor potencia, casi todos equipan de serie el sistema Start&Stop para ahorrar combustible en los semáforos y un cambio manual de seis relaciones, si bien puede equipar también una automática con idéntico número de velocidades. Quienes por su trabajo precisen mayor capacidad de tracción podrán contar con las versiones 4×4 preparadas por el especialista francés Dangel. Trabajar o llevar mercancías a lugares inaccesibles no será un problema.

Es posible que la motorización más adecuada sea BlueHDi 115 CC S&S 6v ya que homologa un consumo de sólo 5,1 l/100 km y 133 g/km de CO2. Nosotros fuimos más afortunados y tuvimos entre manos la versión de 150 CV. Creednos cuando os decimos que los trabajadores que tengan entre manos este

citroen-jumpy-2016-santogal-22

El motor de 150 CV se muestra rápido y solvente en todas las circunstancias. Se trata de un motor que ofrece unos espectaculares 370 Nm desde apenas 2000 rpm y que anuncia un consumo de 6,5 l/100 km. En nuestro breve contacto con él comprobamos su solvencia tanto en vías rápidas como a la hora de callejear con él. Ayuda a ello un radio de giro de apenas 12,4 metros, una cifra muy buena para un furgón de su tamaño (11,30 en la versión XS).

El motor de 150CV se muestra rápido y solvente

La caja de cambios manual está en una posición muy cómoda, cercana al volanta para no tener apenas que desviar la mano del volante. Resulta sorprendente cómo, pese a tratarse de un vehículo que no estaba cargado, con una configuración de suspensiones diferente que la Citroën SpaceTourer 2016, no presenta grandes inercias y absorben de maravilla las irregularidades del terreno. También el tacto de los frenos es muy bueno y la dirección, si bien es de esas que necesitas dar muchas vueltas al aro para mover las ruedas, tiene un buen tacto en marcha.

citroen-jumpy-2016-santogal-21

Sin duda, este breve contacto con la nueva furgoneta ha demostrado que los comerciales han dado un salto adelante en aspecto exterior, calidades de interior, equipamiento y confort de marcha.

Mantienen una amplísima gama que se ajusta a las necesidades de cualquier cliente profesional. Lo mejor, para no perderse en los cientos de posibilidades del configurador, acudir a un concesionario de los que miman la gama de comerciales y la conocen al dedillo, como Santogal Majadahonda, donde cuentan con un equipo de expertos que te descubrirán de primera mano todo lo que el nuevo Jumpy tiene para ti y tu empresa.

Galería de fotos:

Ver galeria (25 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta