Elon Musk, aparte de ser el director de Tesla, también es el cofundador de PayPal, el director ejecutivo de SpaceX y el presidente de SolarCity (que suministra electricidad renovable a los coches Tesla), entre otras muchas cosas. Sin duda, todas ellas son empresas más o menos nuevas y que tienen una parte futurista y un gran porvenir.

Musk quiere ir un pasito más allá de la movilidad con cero emisiones de los coches eléctricos, con un revolucionario transporte de larga distancia conocido como Hyperloop, que presentó hace ya un tiempo Se trata de un sistema que promete ser capaz de recorrer los más de 600 km que separan las ciudades de Los Ángeles y San Francisco en apenas media hora. Pues bien, ahora ese

¿Qué es el Hyperloop?

Hyperloop es el transporte del futuro según Musk. Más concretamente, se trata de un sistema de transporte dentro de una especie de tubo por el viajarían una serie de cápsulas o “trenes balas”, que se me mueven a través de un ambiente cercano al vacío y que es propulsado por energía solar. De esta manera, se reduce la fricción con el aire, disminuyendo casi al completo la resistencia aerodinámica y permitiendo alcanzar velocidades de hasta 1.200 km/h, cuando esté todo el trazado construido.

Hyperloop MuskMusk bautizó en su día a  este sistema como el “quinto medio de transporte”, como alternativa al transporte de pasajeros por coche, tren, barco y/o avión. Asimismo, este nuevo medio de transporte no supondría ningún peligro para los viajeros, ya que las fuerzas G que éstos deberían soportar, en ningún caso, serán mayores que las que se experimentan en un automóvil convencional. Y lo más importante, según ha dicho, no sería mucho más caro que el transporte convencional.

¿Un sueño irrealizable? En absoluto. La empresa que gestiona este sistema, Hyperloop Transportation Technologies (HTT), ya ha llegado a un acuerdo para construir los primeros 8 km en un tramo de la carretera interestatal entre Los Ángeles y San Francisco.

¿Cómo será su funcionamiento?

En esta primera fase del proyecto se centrarán en la construcción de la estación, el desarrollo del sistema de embarque y el diseño de las cápsulas de transporte. Se prevé que la construcción de la pista esté terminada en el 2017 y se empiecen a hacer las primeras pruebas con pasajeros en el 2018, mediante el uso  diferentes “cápsulas” o “trenes” que podrían utilizarse en el futuro.

En cuanto a la velocidad máxima, dada la corta distancia de este primer tramo, ni mucho menos llegará a los 1.200 km/h, sino que más bien se estima que sea de unos 300 km/h. El coste de está construcción supondrá un desembolso de más de 100 millones de dólares, y HTT para financiarse ya ha anunciado que lanzará una Oferta Pública en busca de nuevos inversores, previsiblemente de cara al tercer trimestre de este 2015.

hyperloop-Para autobastecer el sistema, se instalarán paneles solares que generarían más energía que la que consumiría el sistema. De este modo,sería posible que dicho sistema funcionase las 24 horas, sin necesidad de usar ningún tipo de batería.

Lo que en un principio comenzó como un boceto de Elon Musk (una idea alocada e imposible para muchos) ha continuado desarrollándose por muchos científicos e ingenieros. Ahora muchas empresas ya están interesadas en participar e invertir en este ambicioso proyecto. Sin lugar a dudas, si estos primeros prototipos son capaces de cumplir los objetivos de costes que afirma Musk, puede que estemos ante una nueva revolución del transporte humano y de mercancías.

Vía: TransportEvolved,

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta