De vez en cuando nos encontramos alguna curiosidad en el equipamiento de determinados coches, como aquel Toyota Van de 1984 que incluía de serie una máquina de hielos. Esta vez viajamos hasta 1970 para mostraros dos accesorios increíbles que se colocaron dentro del Lamborghini Espada S2, la segunda serie del Espada, presentada en 1970. Fueron nada menos que un minibar y una televisión

Este Lamborghini de cuatro plazas fue uno de los mayores atractivos del Salón del Automóvil de París de 1970, aunque ese mismo año también se presentaba el Porsche 914, fabricado por Heuliez. Para contrarrestarlo, el diseñador del Espada S2, Giovanni Bertone, quiso llamar la atención del público y se sacó de la manga algo totalmente innovador para el interior de un coche, incluyendo un minibar y una televisión. Lógicamente, los asistentes al Salón no quisieron perderse semejante novedad y todo el mundo hablaba del “coche con televisión”.

lamborghini minibar tvComo podemos ver en la imagen, el minibar estaba en los laterales de los asientos traseros, y la televisión se podía ver entre el asiento del piloto y del copiloto, pero lógicamente solo la podían mirar el resto de pasajeros. Además de Bertone, el fabricante de coches italiano, Ferruccio Lamborghini, modificó el Espada S2 de 1968 y dos años después, en 1970, introdujo algunas novedades, como por ejemplo un tablero de mandos totalmente nuevo y un volante.

El Lamborghini Espada, uno de los mejores Lamborghini de la historia, es la prueba de que la marca más taurina también sabe realizar Gran Turismo de cuatro plazas (2+2). Basado en el prototipo Marzal, era algo más corto que su predecesor, el 400 GT de 1966, pero su mayor distancia entre ejes redundaba en un mayor espacio interior.

06 Lamborghini Espada

Su lanzamiento se produjo en 1968 y dos años después, en 1970, llegaba esta evolución, el Lamborgini Espada S2. No presentaba apenas cambios exteriores y las mejoras se centraron en su interior. De ahí que colocar una televisión y un minibar en el habitáculo durante su presentación logró su obejtivo: la gente se fijaba más en el coche por dentro, que era donde estaban la mayoría de cambios y novedades.

El Lamborghini Espada estuvo en el catálogo de la marca diez años, de 1968 a 1978. Se fabricaron un total de 1217 unidades, por lo que se convirtió en el modelo más exitoso de Lamborghini en la época. Originalmente montaba un motor V12 de 4 litros y 325 CV, con suspensión totalmente independiente y frenos de disco en las cuatro ruedas, si bien a partir de 1970 la potencia llegó a los 350 CV.  Cuando cesó su producción, no fue sustituido por ningún otro modelo, lo que aumentó su leyenda… y las pasiones que todavía provoca, como en este dueño de uno, en Los Angeles. Lamborghini y Bertone pensaron lanzar un sucesor, el Faena… que se quedó en prototipo.

Fuente: Jalopnik

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta