El Seat Toledo ya incorporaba luces de tipo LED diurnas, pero a partir de ahora tendrá unas lentes integrales con esa tecnología. En un principio, se ofrece como un opcional dentro del acabado Style (el de nuestra prueba del Seat Toledo), por un precio 1.030 euros (si la motorización elegida no paga impuesto de matriculación) o de 1.070,33 euros (las versiones con impuesto de matriculación del 4,75%).

Se trata de un sobreprecio importante para un modelo que presume de tarifas bajas /que no low cost). Pero puede resultar interesante para quienes circulen a menudo por zonas no demasiado bien iluminadas, sobre todo en invierno. Las ventajas de la tecnología LED son obvias, ya que proyecta una luz con una temperatura de color de 5.300 kelvin, que se asemeja a la luz de día. Con esta intensidad la vista no se cansa. Además, los LEDs son muy eficientes ya que consumen muy poca energía: alrededor de la mitad que los faros halógenos.

Seat Toledo faros LED 03

Ver galeria (5 fotos)

La marca española indica que el Seat Toledo es el primer vehículo de su segmento (las berlinas pequeñas) en ofrecer esta tecnología, por lo que parece que quiere situarse un peldaño por encima del resto de rivales. No cabe duda de que aportan un diseño único y distintivo, (fiel al nuevo lenguaje de diseño de la marca), pero quizá la distinción no es lo que se valora más precisamente en coches de este tipo.

El contorno de las luces de posición y de circulación diurna del SEAT Toledo lo conforman dos LEDs blancos en cada unidad. Nueve LEDs amarillos integrados en cada lado hacen la función de intermitente. Las luces de posición contienen seis módulos, mientras que al encender las luces largas se activan tres potentes LEDs adicionales y el haz de las luces de posición se eleva. Por otra parte, los faros de LEDs integrales no necesitan ningún tipo de mantenimiento y su vida media es igual a la vida útil del vehículo.

Fuente: Seat

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta