Apenas estamos en febrero de 2016 y un coche ha batido ya todos los récords de coches más caros en 2015. Se trata del Ferrari 335 S Spider Scaglietti de 1957, uno de los coches de carreras más espectaculares de la historia. Su precio, 32 millones de euros, la cifra más alta jamás alcanzada por un coche en una subasta

Este modelo es bastante especial, ya que además de haberse fabricado solamente cuatro unidades, fue con el que el fabricante italiano ganó el Campeonato Mundial de Constructores en 1957 y tras su volante estuvieron algunos de los mejores pilotos del mundo. El coche, con número de chasis 0674, que puede recordar mucho al icónico 250 Testa Rossa (luego verás por qué) salió a principios de 1957 de los talleres de Maranello, con una carrocería tipo barchetta obra de Scaglietti. El V12 de 3.8 litros fue ampliado a 4,1 litros, lo que le llevó a incrementar su potencia de 360 CV de fuerza a casi 400 CV.

Ferrari 335 S Spider 1957 1

Con esta nueva mecánica, el Ferrari 335 S Spider Scaglietti era capaz de alcanzar los 300 km/h… y así se presentó en las 24 Horas de Le Mans, con Mike Hawthorn (que se convertiría en campeón de la Fórmula 1 en 1958) y Luigi Musso al volante. Allí marcó el primer récord de vuelta en la historia de las 24 Horas de Le Mans de más de 200 km/h (203,015 kmh velocidad media), pero debió retirarse en la quinta hora con problemas mecánicos.

Después de un accidente en las 6 horas de Suecia, el coche recibe en Maranello un frontal similar al de los 250 Testa Rossa para mejorar la refrigeración de sus frenos y del motor de cara a su participación en el Gran Premio de Venezuela. Allí fue donde se empezó a fraguar el mito de Ferrari .

Ferrari 335 S Spider 1957 6

Tras competir en algunas carreras más como parte de la escuderia oficial, se vendió al importador estadounidense Luigi Chinetti, que lo mantuvo en competición un par de años más, ganando, entre otros, el Gran Premio de Cuba con Stirling Moss y Masten Gregory al volante.Luego el Ferrari 335 S Spider llegó a manos de Pierre Bardinon en 1970.

Se trata de uno de los mayores coleccionistas de Ferrari, propietario de unos 50 modelos producidos por el fabricante italiano y que incluso tenía un circuito privado de 3 km en un rincón de su finca Mas du Clos, en el centro de Francia, para disfrutar de ellos.

Ferrari 335 S Spider 1957 7

Tras formar parte de la colección privada Pierre Bardinon durante más de 40 años, el coche ha sido usado y mantenido regularmente y se presenta en excelentes condiciones. Ahora la familia Bardinon decidió que era el momento de que encontrase otro garaje. ¿Su destino? Como suele ser habitual, desconocido. Muchos medios de comunicación publicaron estos días que había sido Lionel Messi, el futbolista argentino del FC Barcelona, el que se había hecho con él, en una puja con Cristiano Ronaldo. Pero el 10 del Barça lo desmintió de inmediato en la Redes Sociales, de una forma bastante simpática.

El nuevo auto que dicen que compre ????// My new car????????

Una foto publicada por Leo Messi (@leomessi) el

Fuente: Artcurial, Instagram
Galería de fotos (de Christian Martin, cortesía de Artcurial):

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta