El Opel Meriva se trata del monovolumen pequeño de la marca alemana y le toca decir adiós tras 14 años en el mercado. El pasado viernes 24 de mayo salió la última unidad producida de la línea de montaje de la planta de Figueruelas (Zaragoza), donde se fabricaba este modelo en exclusiva para el resto de mercados. Lo cierto es que ha tenido bastante éxito, sobre todo en Europa, y se han conseguido vender en total 1.593.348 unidades del Meriva en este tiempo.

La primera generación ya fue bastante novedosa gracias a los asientos traseros FlexSpace y a su notable habitabilidad a pesar de unas dimensiones exteriores compactas. Incluso llegó a haber una versión deportiva OPC del monovolumen. Destacaba por su motor de gasolina turbo de 1.6 litros y 180 CV, que le permitira alcanzar una velocidad máxima de 222 km/h. En apenas siete años se vendieron más de un millón de unidades de esta primera generación.

La segunda generación llegó en 2010 manteniendo la filosofía del anterior, pero con novedades tan importantes como las puertas traseras FlexDoor (que se abren en sentido contrario). Mejoraba su flexibilidad y ergonomía también gracias a elementos como el sistema integrado de transporte de bicicletas FlexFix o los asientos delanteros ergonómicos. De esta generación en estos últimos siete años se han vendido más de medio millón de unidades.

El Opel Meriva se va del mercado sin un sustituto natural en el segmento de los monovolúmenes. Sin embargo, dentro de poco estará en los concesionarios el Opel Crossland X 2017, un modelo que quiere mantener viva la filosofía del Meriva pero en formato SUV. Este nuevo ejemplar también será fabricado en la planta de Figueruelas y destacará por su practicidad, un aspecto renovado y lo último en tecnología de la marca alemana.

Fuente – Opel

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta