El reno es el animal finlandés por excelencia. Tanto su carne como su pelaje son muy apreciados, por lo que desde hace milenios, las manadas salvajes de estos animales conviven con enormes rebaños de renos domesticados, hasta el punto de que en el país escandinavo se cuentan por cientos de miles de cabezas. Lógicamente, tal cantidad de ganado puede suponer un peligro para la seguridad vial de las carreteras finlandesa, sobre todo en los meses invernales, con pocas horas de luz.

Para complicar la situación, resulta que estos animales no tienen miedo de los coches, por lo que es muy común verlos cruzar carreteras sin temor, o que se queden pastando a ambos lados, invadiendo la calzada en muchas ocasiones. Como es lógico, en las vías rurales no hay iluminación, por lo que si le añadimos intensas nevadas, la carretera se convierte en un lugar realmente peligroso.

¿Cómo advertir entonces a los automovilistas de la presencia de renos en la carretera? Han tenido la idea de pintarle los cuernos y partes de su pelaje con una pintura especial que brilla en la oscuridad, lo que los hace visibles a los conductores.

cuernos renos brillan oscuridadComo comenta un periódico local, la idea llevaba rondando a los pastores desde hace años. Estos animales son su principal fuente de sustento monetario, como podrían ser las ovejas en Castilla o las vacas en el norte de España. Por eso, quieren aplicarles esta pintura para mantenerlos a salvo de los atropellos de coches, que en los últimos años han aumentado (entre 3.000 y 5.000 por año). Los ganaderos esperan que “maquillando” a los renos, éstos no sean presa de infortunios como ocurre ahora.

“El objetivo es prevenir los accidentes de coche. Estamos aplicando el spray en el pelaje de estos animales pero creemos que es más efectivo en los cuernos porque se pueden ver desde cualquier dirección. Si la prueba tiene éxito, vamos a pintar más renos el próximo otoño y analizar las estadísticas sobre el tráfico y los accidentes registrados que nos manda la agencia estatal. Hemos visto que los reflectores han fracasado ya que los propios renos se los quitan y que las señales de tráfico desparecen porque los turistas las roban para quedárselas como recuerdo” explica la presidente de la asociación de ganaderos finlandeses, Anne Ollila.

Fuente: DailyMail

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta