El coche eléctrico no termina de engatusar a la población china a pesar de los numerosos incentivos del Gobierno para conseguir que 5 millones de estos coches circulen por las carreteras en el año 2020. Tesla Motors por ejemplo quiere cambiar esta situación entregando las primeras unidades del Model S este mes, estaremos atentos si el señor Elon Musk consigue cambiar la mentalidad china.

Es cierto que si circulasen más coches eléctricos por las ciudades, China lograría sus objetivos de transporte en cuanto a mejorar la movilidad aunque posiblemente no favorezca tener un aire más limpio debido a que el 70% de la energía que consume proviene del carbón. Y por si no fuera poco, el carbón consumido en el país asiático es más “sucio” que en otros países debido a su menor poder calorífico. Además, muchas centrales eléctricas no emplean las modernas tecnologías que existen ahora para filtrar y mejorar las emisiones actuales.

SONY DSCRecientes investigaciones dirigidas por el profesor de ingeniería civil y medioambiental de la Universidad de Tennessee, Christopher Cherry, han demostrado que en la mayor parte del país, un vehículo eléctrico del tamaño de un Nissan Leaf contamina la misma cantidad de CO2 por kilómetro conducido que un coche de gasolina del mismo tamaño. Como vimos el año pasado, es un problema de vital importancia mejorar la calidad del aire.

Los automóviles eléctricos pueden ayudar a despejar ese smog tan brutal que tan característico es de las ciudades chinas, muchas de las cuales siempre están en perpetuos niveles de alerta con la contaminación. Tanto que no llegan a distinguir un incendio de la porquería que circula por el aire. Una de las maneras de mejora es que obviamente, los coches eléctricos no tienen tubo de escape, por lo tanto si se reducen los coches de gasolina/diésel, esto ayudaría a limpiar el aire.

Implantar estos nuevos coches también tiene un coste ecológico importante y es que la mayoría de centrales eléctricas que les suministran energía se sitúan en zonas rurales. Quemar carbón produce más contaminación que consumir gasolina, hasta 19 veces más de partículas dañinas… imaginaos como puede repercutir esto en las zonas rurales. Y las previsiones del gobierno chino indican que, en 2020, el carbón seguirá siendo del 60 % de la energía suministrada.

Resumiendo, los coches eléctricos no son tan beneficiosos ni tan limpios en ciertas condiciones donde la precariedad energética es palpable.

Fuente: Techonology Review

1 COMENTARIO

Deja una respuesta