De nuevo el ser humano se supera a sí mismo. Tras recorrer 40.000 kilómetros alrededor de nuestro planeta sin una gota de gasolina, el avión Solar Impulse 2, Si2, aterrizó en Sevilla y se convirtió en el primer avión solar en dar la vuelta al mundo. Una loable hazaña con apellidos suizos, los de sus dos pioneros, Borschberf y Piccard que hace 6 años decidieron embarcarse en este proyecto.

La composición del aeroplano de 72 metros de envergadura y 2.300 kilos de peso está formada por fibra de carbono y más de 17.200 células solares situadas en la parte superior del avión. Las cuatro baterías con la que cuentan permiten guardar energía y planear en el cielo durante día y noche sin necesidad de repostar.

En declaraciones a The VergePiccard destaca la importancia de mostrar las aplicaciones prácticas que tienen las energías renovables las cuales son la “clave” para guardar energía. “Esta es realmente la visión que tenía desde el principio” declaraba hacer algo extremadamente difícil, algo que la gente considerase imposible”. Y lo ha conseguido rompiendo incluso nuevos récords, como el vuelo en solitario más largo de la historia desde Nagoya en Japón hasta Hawaii y que duró 4 días, 21 horas y 51 minutos.

pilotos del avion solar Impulse 2

El siguiente paso es la creación y movilización del Comité Internacional de Energías Limpias. Un organismo no gubernamental que se encargue de promover la utilización de tecnologías movidas por energías renovables.

Desafortunadamente, queda mucho más tiempo para poder ver vuelos comerciales realizados por aviones que no emiten gases nocivos para la atmósfera ya que este tipo de aviones solo está disponible para un pasajero y aún falta mucho para poder verlos con mayor capacidad. Por el momento, podremos disfrutar del autobús solar australiano, las bicis eléctricas con paneles solares o los parques solares donde cargar nuestro coche eléctrico.

Fuente: National Geographic
Imagen: Solar Impulse

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta