La familia es uno de los principales impulsos que mueven muchas historias por carretera. Los personajes de no pocas road movies cogen el volante para redirigir también sus vidas, la mayoría de las veces sin saberlo. Muchos lo hacen al final, cuando ven que queda poco camino por delante y acaban buscando entre sus raíces muchas respuestas. Es lo que le pasa la película de David Lynch, en Una historia verdadera o la inolvidable Fresas Salvajes de Igmar Bergman.

Otros personajes viajan para descubrirse a sí mismos yendo a ninguna parte, pero encontrándose con una oportunidad, de nuevo en el ambiente familiary de nuevo volviendo la vista al pasado que siempre acaba siendo el catalizador del cambio. Así ocurre en Nebraska, de Alexander Payne, y así ocurre con la película que hablamos esta semana, Paris, Texas, la road movie de otro grande de la cinematografía, el alemán Win Wenders. 

FICHA TÉCNICA

Estreno 1984
Duración 144 minutos
Directores Win Wenders
Guión  Sam Shepard
País Estados Unidos
Reparto Harry Dean Stanton, Nastassja Kinski, Dean Stockwell
Más información: IMDB

Un hombre anda por el desierto en Texas, cerca de la frontera mexicana sin saber quién es o cómo ha llegado hasta ahí. En el centro médico donde es tratado averiguan su nombre, Travis (Harry Dean Stanton),  y pueden contactar con su hermano que vive en Los Ángeles.

Éste vuela hasta Texas y acude para recogerlo y llevarlo de vuelta a casa después de cuatro años desaparecido. Travis no sabe no sabe qué ha hecho en esos cuatro años, pero a su vuelta se encuentra con su hijo de 8 años, cuidado por su hermano y su mujer durante este tiempo, y entablan una relación que les lleve a buscar a la madre del pequeño, Jane (Nastssja Kinski), en Houston.

Win Wenders

paris_texas3De un cineasta que dice que de quien más ha aprendido en la vida ha sido de Yazujiro Ozu, solo te puedes esperar cosas como esta película. Win Wenders no requiere presentación, es simplemente uno de los directores europeos más importantes del siglo pasado y su filmografía es clave para entender los últimos años de la Alemania dividida.

En esta road movie, Wenders cuenta con su habitual director de fotografía, Robby Müller, el responsable de las imágenes de otros representantes principales de la cinematografía de su tiempo como Jim Jarmusch, Peter Bodganovich, Lars von Trier o Michael Winterbottom, para construir el impresionante poderío visual de París, Texas. Una imagen que junto al relato nos habla de la soledad, la búsqueda de nuevas oportunidades y el continuo viaje interior del ser humano.

El coche

paris_texas4Cuando el hermano de Travis decide coger un avión hasta Texas para buscarlo y llevarlo con él de vuelta a Los Ángeles. En el aeropuerto alquila un Oldsmobile Cutlass Supreme, el coche con el que buscará a Travis y con el que emprenden el largo viaje de vuelta a California. Se trata de un coche americano fabricado por General Motors. Este sedán tuvo cinco generaciones desde 1966 hasta 1997.

El término Cutlass Supreme se utilizaba para denomianar a los coupé de corte deportivo, pero también para destacar el nivel de equipamiento deportivo de, como sucede en este caso, un sedán.

paris_texas6El viaje que emprenden más tarde Travis y su hijo hasta Houston lo hacen en un Ford Ranchero de 1958. A diferencia de una Pick Up al uso, el Ford Ranchero era una camioneta de dos puertas. Se produjeron varias adaptaciones hasta el final de los años setenta y se vendieron más ejemplares que su competidor más directo, el Chevrolet El Camino, de General Motors.

No te pierdas el tráiler de la película.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta