Desde Japón nos llega una noticia sorprendente. Un joven universitario de Osaka de 20 años fue arrestado a principios de este mes por robar un coche. Se trataba de un Nissan GT-R, el superdeportivo de la marca.

Pero no fue un robo como otro cualquiera, pues no quedó ahí la cosa. Tras cambiar las placas de la matrícula (puso las del coche de su madre) para inscribirse a en una carrera de la Federación Japonesa de Automovilismo en el circuito de Hyogo… ¡y finalizó en primera posición!

nismo_nissan-gt-r-youtube-2013_r3

Al parecer, el universitario sustrajo el vehículo del aparcamiento de una empresa que transporta vehículos, donde también se había hecho con un BMW M4 Coupé. Su idea era llegar a competir en el circuito de Suzuka con alguno de esos dos bólidos, pero tuvo un accidente en la vía pública y cuando la policía comprobó la procedencia del vehículo vio que había sido robado.

Al parecer, según la web del circuito de Hyoho llegó a publicar las imágenes del chico subido a lo más alto del podio (no hemos podido localizarlas, las que usamos para ilustrar este artículo son ejemplos del Nissan GT-R de competición). Será su recuerdo toda vez que pague por los delitos que ha cometido.

Vía: Tokio Reporter
Fuente: Asahi

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta