No serán los primeros ni los últimos en continuar con esta  ventajosa tendencia de utilizar las vías urbanas para obtener energía. Electricidad que podría utilizarse para finalidades tan placenteras como conducir, Tesla ya apuesta por el poder del sol para circular y, hace poco, Francia anunciaba que colocaría 1.000 km de placas solares.

En este caso, se trata de una decisión tomada por el Departamento de Transporte de Missouri el cual ha decidido colocar paneles solares en la carretera como parte de un proyecto piloto que comenzaba con una pareja que investigaba sobre ello y que recibió en 2014 más de 2 millones de dólares para continuar su investigación.

Hoy su arriesgada idea se ha materializado en este proyecto que cubrirá parte de la famosa Ruta 66 a su paso por el estado. Gracias a este sistema, las inclemencias del tiempo y los problemas de visibilidad de las señales pasará a un segundo plano gracias a las ventajas que aportan los luminosos paneles.

ruta 66 (1280x961)

Para aquellos que no recuerden estos característicos hexágonos solares que se colocan en la carretera, os dejamos este vídeo aclaratorio que explica qué son los “Solar FREKIN’ Roadways!” y todas sus ventajas. Los primeros están previstos para ser colocados a finales de este año y el Departamento de Transporte espera expandir el proyecto, por lo que abrirá un periodo de crowd-funding, financiación colectiva, para que su suelo solar conquiste tanta superficie posible como pueda.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta