Un estudio encargado por Ford revela que uno de cada cuatro jóvenes conductores europeos se ha hecho un selfie al volante, mientras que la mitad de ellos reconoce haber utilizado su teléfono móvil para sacar fotos mientras conducía, una actividad que la compañía califica de “altamente distractora”.

Ford ha calculado que hacer un selfie al volante puede distraer al conductor durante 14 segundos, mientras que consultar redes sociales puede distraerle durante 20 segundos, el tiempo suficiente para que un vehículo que circule a 100 km/h recorra la distancia equivalente a cinco campos de fútbol.

La encuesta realizada entre 7.000 usuarios de smartphone de 18 a 24 años de toda Europa muestra que uno de cada cuatro ha utilizado redes sociales mientras conducía y también apunta a que son los chicos los más proclives a incurrir en conductas de riesgo.

“Hacerse un selfie al volante se ha convertido rápidamente en parte de la vida diaria de muchos jóvenes, pero es lo último que se debería hacer mientras se conduce un coche”, ha declarado Jim Graham, responsable del proyecto Ford, Conduce tu vida, de formación vial presencial a jóvenes. Le parece muy preocupante que tantos conductores jóvenes admitan haber hecho fotos al volante y ha explicado que se va a hacer “todo lo que esté en nuestra mano para alertar de los posibles peligros de esta conducta a través de programas de formación”. Y es que si enviar sms puede ser mortal, autoretratarse conduciendo y enviar la imagen, aún más.

selfie-ford

Ford ha alertado de que, durante este año, ha habido varios accidentes con heridos y fallecidos debido a que los conductores se estaban haciendo selfies para publicarlos en redes sociales, lo que ha dado lugar a hashtags como #selfieconduciendo.

Según el estudio, los británicos son los que más selfies realizan (33%), por delante de alemanes (28%), franceses (28%), rumanos (27%), italianos (26%), españoles (18%) y belgas (17%). Por su parte, los conductores alemanes son los que más utilizan redes sociales al volante (35%), por delante de los del Reino Unido (32%), Bélgica (26%), Rumanía (25%), Francia (23%), Italia (21%) y España (8%).

Más allá del selfie, la práctica totalidad de los conductores rumanos admite haber hecho una foto al volante (97%), seguidos de alemanes (55%), británicos (43%), belgas (41%), franceses (41%) y españoles (32%). Para todos ellos, incapaces de no soportar no inmortalizar tales momentos, les recomendamos que instalen este curioso ingenio que saca fotos mientras circulas.

Te dejamos ahora con un par de vídeos en los que Ford quiere dejar claro lo peligrosos que pueden ser los selfies al volante:

Fuente: Ford

1 COMENTARIO

Deja una respuesta