Con el objetivo de aumentar las ventas, la compañía Subaru se ha propuesto construir todos sus modelos a través de una plataforma modular única, bautizada como Subaru Global Platform SGP, para aumentar la eficiencia y ahorrar costes durante la fabricación de los coches, además de introducir alguna versión híbrida.

Subaru, una de las marcas de coches que menos volumen mueve, pretende llegar al millón de unidades vendidas al año en 2020. Sin embargo, antes de ello, el fabricante japonés también pretende mejorar la eficiencia de sus vehículos y por eso, están adoptando nuevas tecnologías como la turboalimentación, la inyección directa de combustible, sistemas start stop o la desactivación de cilindros. Ojo, que eso no significará abandonar las tecnologías que son las señas de identidad de la compañía, como los motores bóxer o la tracción total.

Subaru Outback 2015 Boxer dieselActualmente Subaru ofrece una gama de vehículos bastante amplía con el Impreza o el Legacy a la cabeza, que están haciendo que las ventas de la marca crezcan de forma considerable en todo el mundo, especialmente en Estados Unidos.

Esta plataforma tiene previsto estrenarse en el año 2017, coincidiendo con el lanzamiento de los nuevos modelos del Outback, BRZ y el XV. Por lo tanto, los primeros modelos que fabricará esta plataforma serán los Impreza. Además, ese mismo año, Subaru también quiere lanzar al mercado su primer modelo híbrido enchufable, aunque inicialmente sólo se vendería solo en Estados Unidos.

La construcción de este tipo de plataformas únicas no es algo nuevo. Volkswagen hace unos años también decidió apostar por construir una plataforma modular compacta, sobre la se fabrican los principales coches pequeños y medianos de todas las marcas de la firma y que, sin duda, les ha traído grandes beneficios.

Vía: Car and Driver

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta