“Presentamos el nuevo Uber Beacon. Se ilumina del color que elige el usuario para poder encontrar tu vehículo rápidamente. Así sabrás que llegas por la persona correcta, aunque sea de noche”. Así presenta la empresa de vehículos compartidos su nuevo hardware para facilitar la comunicación entre conductor y cliente.

La jugada es tremendamente similar a la que Lyft llevó a cabo en noviembre de 2016 con Lyft Amp. En aquel entonces vimos cómo el bigote que caracterizaba a la compañía daba paso a un nuevo aparato, una luz LED que se iluminaba de un color emparejado al de la app de la persona que requería el servicio.

En esta ocasión Uber no va a cambiar su imagen de marca. Mantiene su logo y lo ilumina del color que elige el pasajero desde la aplicación (y aquí se marca la diferencia). En todo momento tendrá el control desde su pantalla, que le permitirá elegir cómo se ilumina el automóvil que le va a llevar a su destino.

Uber Beacon, omnipresente en 2017

Todavía está en fase de pruebas, por lo que el despliegue de dispositivos Uber Beacon se está realizando de forma progresiva. La conexión se realiza mediante Bluetooh y solo estará activa una vez un cliente elija tu vehículo. Los socios escogidos para la prueba podrán recoger un Uber Beacon desde centros Greenlight. Dado que la prueba se está llevando a cabo en territorios concretos, todavía no está disponible en España. Las ciudades afortunadas son Miami, Nashville, Denver, Belfast y Newcastle.

La empresa incita a que los usuarios de sus servicios no tengan fe ciega en este nuevo dispositivo. Todavía está en pruebas, así que conductores y pasajeros deberán confirmar sus identidades antes de proseguir el viaje. Aun así, pretenden mejorar el servicio para que sea omnipresente a finales de 2017.

Entre las diferencias con Lyft Amp, está el hecho de que en vez de situarse de manera magnética en el salpicadero, se coloca casi pegado al parabrisas, aunque separado lo suficiente como para que el conductor vea cuál es el color mediante el reflejo. Entre las similitudes, está el hecho de poder adaptar su mensaje. Entre las posibilidades, mostrar los colores de tu equipo si está teniendo lugar un evento deportivo.

Quizá creáis que es difícil equivocarse al coger un Uber, pero es un caso muy común, como demuestran estos divertidos casos:

Fuente: Uber, The Verge

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta