Volvo celebra este 2014 el 50 aniversario de su dedicación a proteger a los niños, los ocupantes más pequeños y vulnerables del vehículo. Este enfoque comenzó con el primer prototipo del mundo de un asiento infantil orientado en sentido contrario a la marcha, instalado en un modelo PV544 allá por el año 1964. La última innovación la conocíamos es un proyecto de asiento infantil hinchable que se guarda fácilmente en una pequeña bolsa cuando no se utiliza.

El fabricante sueco siempre se ha caracterizado por su énfasis en la seguridad. Los creadores del cinturón de seguridad de tres puntos se han planteado un mundo sin accidentes en 2020 (reflejados en los avances de seguridad del futuro XC90). Pero los niños son otro cantar. Las diferencias anatómicas entre niños y adultos son base de los avances de Volvo en materia de seguridad infantil, tanto por lo que respecta a las prestaciones integradas en los vehículos como a los accesorios. Un niño no es una versión pequeña de un adulto, de ahí que necesite sistemas de sujeción especiales cuando viaja en un vehículo.

“El principio básico sigue siendo el mismo que hace cincuenta años. Los niños más pequeños deben viajar siempre en sentido contrario a la marcha hasta que tienen tres o cuatro años. Los niños mayores deben utilizar un cojín o suplemento elevador que garantice que la correa de la cintura queda bien colocada sobre la pelvis”, asegura Lotta Jakobsson, especialista técnica superior del Centro de seguridad de Volvo Cars. Estos son algunos de los hitos más importantes de la historia de la seguridad infantil de Volvo Cars:

1964. Primer prototipo de asiento infantil

1964. Primer prototipo de asiento infantilInspirándose en el modo en que viajan los astronautas (mirando hacia atrás), Bertil Aldman, doctor en medicina y profesor de seguridad vial de la Universidad Tecnológica Chalmers, desarrolló el primer prototipo de asiento infantil. Volvo colaboró en su desarrollo y las pruebas se realizaron en un Volvo PV544, el compacto en el que se basó el primer stationwagon de Volvo fabricado en serie destinado al uso profesional, el Volvo Duett.

1967. Asiento de copiloto reversible con respaldo infantil especial

1967 asiento del pasajero reversibeEl primer asiento infantil que se lanzó al mercado se creó haciendo girar el asiento del copiloto. Un respaldo almohadillado con correas garantizaba la correcta sujeción del niño, que iba sentado en sentido contrario a la marcha. Esta solución se comercializó como accesorio para el recién lanzado Volvo Amazon, que en 1959 se convirtió en el primer coche en instalar cinturón de seguridad.

1972. Primer asiento infantil orientado en sentido contrario a la marcha

1972. Primer asiento infantil orientado en sentido contrario a la marchaEl diseño de los asientos orientados en sentido contrario a la marcha está pensado para sujetar el cuello y distribuir la fuerza de un impacto frontal sobre una superficie de mayor tamaño. Los impactos frontales son los más frecuentes y suelen ser los más graves.

1976. El cojín elevador: una primicia mundial de Volvo

1976 primer cojin elevador integradoA partir de los tres o cuatro años los niños viajan sentados sobre un cojín, mirando hacia delante y utilizando el cinturón de seguridad estándar. Volvo aconseja que los niños utilicen este cojín hasta los 140 centímetros de altura y los 10 años de edad para asegurarse de que el cinturón queda en la posición correcta. El riesgo de sufrir lesiones es un 75 % menor en los niños que utilizan un cojín elevador en comparación con los que no lo utilizan (ver maás consejos de seguridad infantil en el coche).

1990. Primer asiento infantil integrado del mundo

1990 primer cojin elevadorEl primer asiento infantil integrado consistía en una ingeniosa versión de asiento plegable y extraíble colocado en la plaza central posterior del Volvo 960. En 1995 se introdujeron dos asientos infantiles integrados plegables en las dos plazas laterales posteriores del Volvo S40.

1999. Primer asiento orientado en sentido contrario con ISOFIX

1999 silla sentido contrario ISOFIXLa primera solución del mundo para el sistema estandarizado ISOFIX integrado en el vehículo consistía en realidad en dos asientos en uno, orientados en sentido contrario a la marcha. Se trataba de un asiento para bebés y otro para niños hasta cuatro años de edad, y ambos podían acoplarse en el mismo bastidor ISOFIX.

2007. Primer asiento infantil integrado de dos alturas

2007 primer cojin elevador de dos alturasLos cojines integrados de dos alturas se introdujeron en el Volvo V70 Station Wagon. Esta versión, que permite dos alturas de asiento, ofrece un mejor ajuste del cinturón a medida que el niño crece. También se instalaron limitadores de carga del cinturón de seguridad adaptados a los niños.

2014. Proyecto de asiento infantil hinchable

Silla infantil hinchable Volvo 05Esta innovación, que aún se encuentra en fase de desarrollo, es fácil de instalar y se puede guardar en una pequeña bolsa cuando no se utiliza. Esto significa que el asiento infantil se puede trasladar fácilmente de un vehículo a otro y que la bolsa se puede llevar incluso en el equipaje de mano durante un vuelo o un viaje.

[raw]

[/raw]


Fuente: Volvo
Galería de fotos:

Ver galeria (9 fotos)

 

2 COMENTARIOS

  1. La verdad es que menos mal que ya era hora de que nos diéramos cuenta de que ir contramarcha es mucho más seguro. Lo que no sé es por qué no está más generalizado. Me interesan los asientos hinchables aunque tengo mis dudas sobre la seguridad. Pero bueno, tratándose de una marca como volvo imagino que harán todas las pruebas habidas y por haber. De momento mi hija mayor va en una Max-Fix de Römer e intentaré aguantarla a contramarcha todo lo que pueda.

Deja una respuesta