Es imposible no emocionarse con esta historia… aquí una servidora no lo ha podido evitar. ¿Creéis que es posible dar la vuelta al mundo con un Ford Model T de 1915? Sí, con un vehículo de hace 100 años, has leído bien y sí, es posible.

De cumplir este desafío se han encargado Dirk y Trudy Regter, una pareja de holandeses jubilados con genes de Willy Fog que no han dudado de su Ford T en ninguna de las etapas ¡Henry Ford estaría orgulloso de vosotros! Ambos son propietarios de este Ford T de 1915 desde 1997. Dirk había tenido ya un Ford T de 1923 y un Ford Modelo A de 1928. Su pasión por los vehículos Ford de época le viene de familia.

Este impresionante viaje no ha durado 80 días, sino algo más y aquí te contamos esta increíble aventura que a más de uno le encantaría hacer ¡estoy segura!

Ford Model T World Tour01 buena

Esta vuelta al mundo la han dividido en etapas. La primera comenzaba en el verano de 2012, hace cuatro años, y esta pareja recorrió 22.000 kilómetros en 180 días. Sin apenas planearlo, así lo cuenta Dirk, el recorrido comenzaba en Edam, su ciudad holandesa hasta Ciudad del Cabo, en Sudáfrica. Bueno imaginaros conduciendo un Ford T, que incluso tiene ruedas de madera y recorrer carreteras, caminos de tierra, desiertos, ver elegantes, rinocerontes y atardeceres africanos ¡bestial! Además apenas tuvieron problemas: “En África tuvimos que soldar una rueda delantera rota en el herrero local”, cuenta Dirk. “Soy bastante mañoso y un destornillador, un martillo, algo de cinta adhesiva, unas bridas y correas tensoras te pueden llevar muy lejos. En la frontera entre Sudáfrica y Botsuana conocimos a un granjero que tenía un viejo Ford T en el granero y nos dio la rueda de repuesto de regalo para el camino”.

La siguiente etapa en 2013, el Ford T cruzaba Estados Unidos y Canadá, la pareja volvía a recorrer en 180 días 22 estados y 28.000 kilómetros.  Durante este viaje la pareja contaba que les había sido muy agradable viajar por Estados Unidos con un modelo T ya que era muy conocido allí, encontrar a gente que también les encantaba el coche fue una experiencia genial. El Ford de esta etapa salió con una rueda pinchada y el alternador roto, pero no les impidió continuar su vuelta al mundo.

En 2014, bajaban a América del Sur, donde recorrieron otros 26.000 kilómetros en 180 días, atravesando más de 8 países sudamericanos de norte a sur. Dirk contaba que sólo con un modelo T se era capaz de recorrer el mundo porque se trata de un coche sencillo, fuerte, es flexible, fiable y es muy fácil manejarlo… no es necesario ser ingeniero para repararlo, y es cierto, no es un coche como los de ahora, aquel es un coche vintage muy robusto y sencillo, básicamente para lo que se necesitaba en 1915.

Hasta ahora, esta aventurada pareja lleva a sus espaldas casi 80.000 kilómetros y si les preguntas por qué lo hacen, lo tienen claro. Con esta aventura consiguen muchísima atención y la necesitan porque comenzaron este viaje para recaudar dinero para niños huérfanos de todo el mundo, apoyan los proyectos impulsados por la organización internacional e ayuda infantil SOS – Children’s Villages.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y ahora viene lo triste… de regreso a Europa en un viaje a Bélgica, el Ford T fue golpeado por un camión en la autopista, Dirk y Trudy sufrieron heridas leves, pero el coche fue siniestro sufrió daños en los ejes delantero y trasero así que tuvieron que parar la gira mundial.

Era de esperar que esto no acabase aquí y así es. Durante el 2016 y 2017, esta pareja planean continuar su viaje desde donde lo dejaron. La próxima etapa será atravesar Nueva Zelanda, Australia, Indonesia e India, cruzando el Himalaya hasta China, a través de Mongolia y de vuelta a Holanda cruzando Europa Central.

¿Algo que destacar del viaje?  “La carretera de Los Ángeles a San Francisco es preciosa, tiene cuestas, barrancos y montañas a un lado y unas maravillosas vistas del océano a la otra”, aseguran. Lo creemos, pues la Highway 1 está en nuestra lista de carreteras más bonitas del mundo. En este video Dirk cuenta algunos acontecimientos durante esta vuelta al mundo que parece irreal… pero que se está llevando a cabo sin problemas.

Un poco de historia del Ford Model T. 1915.

Ford construyó 15.000.000 unidades del Model T entre 1908 y 1927. La producción del modelo arrancó en EE.UU, pero pronto se expandió por todo el mundo, incluyendo plantas de fabricación en Dinamarca, Alemania, Irlanda, España y Reino Unido. El Ford T ayudó a poner al mundo sobre ruedas, y debe su atractivo masivo al hecho de ser asequible, fiable y fácil de reparar con piezas estándar.

El Ford T de los Regter cuenta con un motor de gasolina 3.0 litros y las mismas especificaciones que cuando salió de la fábrica en 1915, además de neumáticos más grandes para las llantas con radios de madera, que hacen que el viaje sea más suave y soportable en recorridos largos. Un juego de neumáticos puede durar unos 15.000 kilómetros en carreteras normales, pero muchas aguantan menos en algunos de los caminos sin asfaltar que ha recorrido los Regter en regiones como África y Sudamérica.

Fuente: Ford

1 COMENTARIO

  1. Envidiable historia, una pena lo del accidente con el camión.

    Henry Ford, al diseñar el coche, creo que había puesto como una de sus premisas, que cualquier mañoso herrero de pueblo, pudiera arreglar las averías

Deja una respuesta