El CEO de Tesla, Elon Musk, ha dejado claro que el nuevo Model Y no se construirá sobre la misma plataforma que el Model 3. El próximo crossover de la marca estadounidense utilizará una estructura completamente nueva y saldrá a la venta a finales de 2019 o comienzos de 2020.

Tras anunciar los resultados financieros de Tesla en el primer trimestre del año, el presidente ejecutivo de la marca dejó claro que el nuevo Model Y llegará en un plazo máximo de dos años y que será la clave para alcanzar la meta de un millón de coches vendidos en 2020. Además, a principios de este año, Tesla anunció su objetivo de vender entre 47.000 y 50.000 unidades del Model S y el Model X en la primera mitad de 2017.

Musk confirmó que el vehículo se construirá sobre una nueva plataforma, una decisión que supone un cambio en los planes de Tesla ya que la compañía había revelado anteriormente sus intenciones de fabricarlo en la misma plataforma que el Model 3.

El CEO mencionó el gran cambio que tendrá la nueva plataforma: Tesla se deshará de la arquitectura de batería de 12 voltios. Esto significa que no tendrá una batería de plomo y que ofrecerá una nueva forma de incorporar su electrónica. Musk también aclaró que el modelo tendrá un cableado menor, lo que se traduce en una automatización más sencilla durante el proceso de producción.

En cuanto a las especificaciones del modelo, Tesla no ha dado todavía muchos detalles, pero Musk ha confirmado que el vehículo contará con puertas de ala de gaviota, al igual que el Model X. De momento, sabemos que el próximo Model Y será el cuarto de la familia Tesla: un SUV más asequible que el Model X y con una plataforma diferente a la del Model 3.

Fuente: Tesla
Vía: Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta