Ford quiere ir más lejos. Precisamente con ese lema, “Go Further” se presentó, allá por septiembre de 2012, toda una avanzadilla de nuevos productos capitaneada por el mítico Ford Mustang, que por primera vez en su larga historia, ya está disponible en Europa.

La marca del óvalo también pretende reinventarse, dejar de ser un mero fabricante de automóviles para pasar a ser un proveedor de soluciones de movilidad. Todo un reto, pero es imprescindible cambiar y ofrecer cosas nuevas para no acabar engullido por el tsunami tecnológico. Los de Detroit ya han dado los primeros pasos hacia ese futuro en el que las apps, el car sharing y las bicicletas eléctricas serán tan claves en la movilidad de las personas como lo han sido hasta ahora los vehículos por si solos.

Es innegable que, desde sus orígenes, Ford ha sido una marca innovadora. Creadores de la primera línea de montaje, siempre han experimentado con las novedades existentes para dar con la mejor solución para sus clientes. Y eso implica en numerosas ocasiones salir de los confines de la marca en busca de inspiración.

Ford Go Further Stories 2

Es precisamente eso, servir de ejemplo para todos, de lo que trata la campaña global Go Further Stories, “que va más allá de nuestra marca”. En Ford han decidido compartir esas historias de personas anónimas, que pueden motivar a cualquiera. Como la de los tres surfistas con diferentes discapacidades, que han conseguido romper todas las barreras y demostrar que las personas no tienen límites si se lo proponen a esta otra, Merry Little Cars, en la que los trabajadores de la planta de Almussafes (Valencia) dedicaron el tiempo de descanso de su turno de trabajo el pasado 1 de diciembre a montar coches de juguete para dedicarse a montar coches de juguete que donaron a ONG infantiles por Navidad.

Esta noche, muchos de esos juguetes llegarán a sus destinatarios finales, asociaciones y las casas de acogida que recibieron estos coches de juguete (Les Palmeres y San José de la Montaña, Casa Cuna, Fundación Proyecto Vivir y Asistente Social de Nazaret para familias sin recursos y la Asociación Krecer en Vallecas).  Henry Ford, fundador de Ford ya decía hace más de un siglo que “una empresa debe devolver a la sociedad lo que le aporta”. Estos trabajadores, como reza el lema de esta acción, pretendían “hacer coches que hagan feliz a la gente“. Lo que siempre han hecho. Y seguro que, en esta ocasión, también lo han conseguido.



 

Más información: Ford Go Further Stories

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta