En la automoción sea cual sea la modalidad, siempre se pueden sacar de la manga algún tipo de récord que certifique un título extraño. En este caso, seguramente sorprenda al lector, pero tener el récord Guinness del monster truck más rápido del mundo… con la escasa velocidad de 160 km/h. Si tenemos en cuenta que se trata de una de esas moles preparadas para aplastar coches y superar obstáculos, la cifra ya empieza a parecer más intimidatoria.

¿Cómo construimos un monster truck? Muy sencillo, fabricamos una estructura tubular con un sistema de suspensiones elevado de tipo rígido, compramos unas ruedas enormes, y a ser posible, le incorporamos un motor V8 con mucho par. Sencillo, ¿verdad? Pues así han fabricado al Raminator. Un chasis tubular con apariencia de Dodge Ram (porque de Dodge Ram le queda poco), con un motor V8 HEMI de 9,2 litros y un supercargador incorporado en su parte superior, contando así con un sistema de inyección directa de combustible mezclado con óxido nitroso, que genera la friolera cantidad de 2000 CV, acoplado a una caja de cambios automática. Así puede hacer girar sin problemas unas ruedas que pesan unos 400 kg… cada una.

Raminator Monster Truck (2)

Por otro lado, enfocándonos en la base del récord Guinness, por si todavía alguien no se ha percatado de la raíz del problema, es que un vehículo diseñado para superar obstáculos de lo más variados y esa altura, es muy complicado que consiga alcanzar velocidades superiores a los 60 km/h de manera estable. Es decir, su configuración es tal, que está pensado en entregar toda la capacidad del motor al par, reduciendo el número de caballos de vapor, ya que podemos incrementar la fuerza par reduciendo la relación del diferencial, consiguiendo una mayor fuerza, a costa de perder velocidad punta.

Con estas características, el Raminator fue capaz de superar el anterior récord establecido en 96,8 millas por hora (155 km/h), dejando el nuevo récord en 99,1 millas por hora (160 km/h), una nueva marca que sin lugar a dudas será difícil de superar, pues en el vídeo como se puede observar, no es fácil mantener la estabilidad… a pesar de estar en una recta.

Fuente: Raminator

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta