Artboard
Inicio>Marcas>BMW>Serie 1 Cabrio 2008
BMW Serie 1 Cabrio 2008 Ignacio Fernandez 14/12/2011

Cuando parecía que toda la gama del BMW Serie 1 estaba ya completa -3 puertas, 5 puertas y coupé- BMW dio una nueva vuelta de tuerca y presentó esta cuarta, ya disponible desde 30.900 euros. Se trata del BMW Serie 1 Cabrio 2008, el descapotable más pequeño que la firma bávara.

Basado en el Serie 1 Coupé 2008, este cabrio se caracteriza por la capota de lona que se pliega de forma automática en apenas 20 segundos y también destaca por su precio… Entre otras cosas, porque es 10.000 euros más barato que un Serie 3 Cabrio.

Otras diferencias son los refuerzos realizados en el chasis del vehículo para mitificar así la ausencia del techo. Esfuerzos que se llevaron a cabo tanto en los bajos del vehículo como en los marcos laterales y en los largueros de la zona del maletero. Con todo ello no sólo se consigue aumentar la rigidez torsional para dotar al descapotable de un buen comportamiento sino que además logra así mejorar aspectos como la seguridad. A todo ello se suman unos sensores de vuelco, que en fracciones de segundo activan las barras antivuelco para proteger a los ocupantes.

Estas soluciones mencionadas antes, junto con la introducción del mecanismo del techo, suponen un incremento de peso. No obstante, BMW ha solventado bien la papeleta puesto que el descapotable es sólo entre 115 y 135 kilos más pesado que el Serie Coupé. Y lo mismo ocurre con el comportamiento del vehículo. A un ritmo normal es inapreciable las diferencias de comportamiento entre el coupé y este cabrio.

Una nueva diferencia respecto al Serie 1 Coupé es la capacidad del maletero, que como es lógico en el cabrio queda reducida porque tiene que albergar el mecanismo del techo y la capota de lona. Así, mientras que en el Coupé el maletero presenta 370 litros de capacidad, el maletero del cabrio tiene 260 litros cuando la capota está plegada y 305 litros cuando tenemos el techo puesto.

Respecto al confort, la firma alemana ha logrado un aislamiento acústico y climático excelente, siempre que la capota esté desplegada. No obstante, si optamos por plegar el techo, el confort de marcha se ve reducido. En el interior del vehículo se suceden unas turbulencias elevadas a alta velocidad, que afectan sobre todo a los acompañantes más altos. Para solucionarlo, se puede optar por colocar un deflector opcional a la altura del pilar central. Este deflector, de difícil instalación y que además inutiliza las plazas traseras, funciona a la perfección y reduce al mínimo las turbulencias del interior del vehículo.

BMW Serie 1 Cabrio 2008. Motores

La gama del Serie 1 Cabrio está formada por las versiones 120i y 125i , 118i, 135i y 120d. Todos ellos son ya conocidos y no experimentan cambio alguno.La versión de acceso a la gama es el 118i. Incorpora un motor de gasolina de cuatro cilindros en línea con inyección directa, 1.995 centímetros cúbicos de cilindrada, una potencia de 143 caballos a 6.000 revoluciones y un par máximo de 190 Nm. a 4.250 rpm. Con este propulsor, el 118i logra una velocidad máxima de 210 kilómetros por hora, acelera de 0 a 100 km/h en 9,3 segundos y logra un consumo medio de 6,3 litros cada 100 kilómetros y unas emisiones de 149 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

El siguiente escalón viene de la mano del 120i. Este motor es también de cuatro cilindros en línea, tiene 1.995 centímetros cúbicos, una potencia de 170 caballos a 6.700 revoluciones y un par máximo de 210 Nm. a 4.250 revoluciones. Su velocidad máxima es de 220 km/h, el consumo medio es de 6,6 litros y presenta unas emisiones de CO2 de 158 g/km.

Para optar a la primera mecánica de gasolina de seis cilindros habrá que escoger el 125i. Dispone de 2.996 centímetros cúbicos, una potencia de 218 caballos a 6.100 revoluciones y un par motor de 270 Nm. a 2.500 revoluciones. Acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos, logra una velocidad máxima de 238 kilómetros por hora, obtiene un gasto medio de 8,1 litros cada 100 kilómetros y unas emisiones de 195 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

Y por último, la estrella de la gama de gasolina es el potente 135i. Este motor de también es de seis cilindros, logra una potencia de 306 caballos a 5.800 revoluciones y obtiene un par máximo de 400 Nm. entre las 1.300 y las 5.000 vueltas. A todo ello se suma una aceleración contundente de 5,6 segundos en los primeros 100 km/h, una velocidad máxima de 250 km/h, un consumo medio de 9,4 litros y unas emisiones de 224 gramos por kilómetro.

Para los que se decanten por el motor diésel, sólo podrán escoger el 120d, con un motor de cuatro cilindros, 1.995 centímetros cúbicos, 177 caballos de potencia a 4.000 revoluciones y un par máximo de 350 Nm. entre las 1.750 y las 3.000 revoluciones. Acelera de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos, alcanza una velocidad máxima de 222 km/h, logra un consumo de 5,1 litros cada 100 kilómetros y unas emisiones de 134 gramos de CO2.

Fuente: BMW
Galería de fotos:

Ver galeria (24 fotos)

Cronología