El 7 de marzo entró en vigor la cuestionada normativa de limitar la velocidad máxima a 110 km/h, lo que según dice el Ejecutivo permitirá un ahorro considerable en el gasto de combustible.

Aunque muchos conductores no estén de acuerdo con la medida, la misma parece lógica a tenor de los últimos conflictos que se están llevando a cabo en diferentes países productores y exportadores de petróleo y que ponen en serio riesgo el suministro normal de crudo.

El Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) considera que con esta medida solo se conseguirá ahorrar un 2% en el consumo de combustible, así que ha decidido responder al ejecutivo con 50 medidas que aseguran elevarían esta cifra hasta el 20%. Cuando les hemos echado un vistazo vemos que no sólo hay medidas para ahorrar combustible, sino que además, incluyen otros consejos muy útiles para ahorrar dinero con el coche.

1. Realizar un curso de conducción económica.

2. Conducir con suavidad evitando los acelerones

3. Arrancar el motor sin pisar el acelerador, aunque se trate de un diésel, bastará con esperar unos segundos tras girar la llave del contacto

4. Utilizar la primera velocidad solo para salir y cambiar rápidamente a la segunda.

5. Circular con marchas largas y a bajas revoluciones.

6. Prever las condiciones de tráfico y adaptar la velocidad.

7. No pisar el acelerador mientras el coche está parado en un semáforo.

8. Al desacelerar, levantar el pie del acelerador y dejar siempre la marcha engranada, sin poner el punto muerto con el coche en marcha.

9. Utilizar el climatizador en lugar de llevar las ventanas abiertas si se circula a una cierta velocidad.

10. Apagar el motor si se realizan paradas de más de un minuto.

11. Si se conduce un coche con distintas opciones de cambio automático, escoger el modo económico.

12. No sobrecargar el maletero.

13. Vigilar la aerodinámica y no dejar instalados permanentemente portaequipajes, portaesquís, etcétera

14. Moderar la temperatura interior y no bajar de los 22 grados en verano.

15. Primar la seguridad al consumo y no correr riesgos.

16. Realizar un uso racional del vehículo, utilizándolo solo en trayectos para los que no hay alternativa de transporte público.

17. Planificar el viaje para evitar rodeos innecesarios.

18. Buscar la estación de servicio con mejor precio o la más cercana.

19. Comprobar que la presión de los neumáticos sea la correcta.

20. Utilizar neumáticos ecológicos de baja resistencia a la rodadura.

21. Llevar los caudalímetros (medidores de masa de aire) en buen estado.

22. Realizar las revisiones que indica el fabricante.

23. Controlar y sustituir los filtros de la gasolina y el gasoil cuando toca.

24. No utilizar combustibles premium.

25. Controlar el consumo de forma periódica, ya que un incremento anómalo puede ser síntoma de una avería grave.

26. Llevar siempre en buen estado el climatizador.

27. Asegurar a todo riesgo si el coche tiene cinco años o menos.

28. Asegurar a todo riesgo si aún está financiando el coche.

29. No contratar una póliza solo “a terceros”, incluir como mínimo la garantía de lunas. De esta forma se tendrá cobertura del Consorcio en caso de riesgo extraordinario.

30. Valorar pasar a terceros si el vehículo tiene más de cinco años.

31. Incorporar las coberturas de robo, incendio y lunas en la póliza a terceros-

32. Comparar el alcance de las coberturas, aunque lo parezca no todos los productos son iguales.

33. Optar por la tarifa plana, que permite pagar todos los seguros con un único cargo mensual.

34. Aprovechar los descuentos para contratar otros seguros (hogar, salud…).

35. Leer la letra pequeña para conocer otras ventajas de la póliza: vehículo gratuito en caso de siniestro, etc.

36. Buscar una protección jurídica especializada: tiene más coberturas y garantiza mejor la defensa de los intereses de los usuarios

37. Pedir asesoramiento: permite llegar a ahorrar hasta 3.600€ en una misma marca, modelo y versión.

38. Antes de decidirse por un modelo u otro, valorar el uso prioritario que se va a dar al vehículo.

39. Prescindir del equipamiento opcional, pero no de los elementos de seguridad (ESP, airbag…).

40. El renting puede suponer un ahorro del 20% sobre la financiación de un coche en propiedad

41. Comprar un vehículo diésel si se realizan más de 15.000 km al año.

42. Elegir la financiación más adecuada.

43. Comprar un vehículo que consuma menos CO2, permite pagar menos tasas.

44. Valorar la compra de versiones ECO.

45. Informarse del coste de la tramitación de la matrícula, en la que se pueden llegar a ahorrar hasta 500€.

46. La garantía es mejor cuanto más larga, mejor tres años que dos, cinco mejor que tres, etc.

47. Calcular los gastos derivados del mantenimiento, consumo, etc., a la hora de elegir un vehículo u otro.

48. Informarse de la oferta de vehículos kilómetro cero.

49. Aprovechar las ofertas de las últimas unidades de modelos a punto de renovarse.

50. Valorar la oferta de vehículos seminuevos con garantía.

Ante esta situación el RACC ha solicitado al Gobierno que la medida de los 110 km/h tenga una vigencia máxima de 6 meses, que se fijen criterios sobre su mantenimiento, que se hagan públicas el volumen de multas impuestas y que además se garantice la calidad de la nueva señalización.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta