El verano es una de las épocas del año que pone en jaque a nuestros coches. Las altas temperaturas no son buenas aliadas y por lo tanto aumentar las probabilidades de sufrir averías. Hace tiempo os dimos unas claves para el cuidado del vehículo en estos meses, así como para el mantenimiento de la pintura. Ahora os hablamos de los fallos que se dan en mayor porcentaje en verano y el coste que pueden acarrear.

Según un estudio hecho por Autingo, una plataforma para calcular el presupuesto de las reparaciones y pedir cita online en talleres de todo el país, las solicitudes aumentan un 206% en época estival. Como decíamos, sumar el calor del verano con los viajes largos da como resultado mayor desgaste de algunos elementos y, en algunos casos, la rotura de otros. Por ello es recomendable una revisión antes de emprender un viaje, las puestas a punto rondan los 190 y 283 euros y pueden evitar otras averías más costosas.

Con temperaturas cercanas a los 40 ºC es lógico usar el aire acondicionado para que el calor no afecte a nuestra condición. Pero la tendencia muchas veces es a usar en exceso y de mala manera este elemento. Si no llega frío puede ser que haya habido pérdida de gas y con una recarga se solucionará. Hay que evitar utilizarlo a máxima potencia o al arrancar el motor, estas prácticas podrían provocar un mayor desgaste o rotura de filtros o del compresor, el caso más grave, cuyo recambio puede costar enter 600 y 800 euros.

El motor es otro de los elementos sensibles al calor veraniego. Sus averías más comunes tienen que ver con el control de la temperatura y el flujo del líquido refrigerante del motor, encargados de que no haya sobrecalentamiento. Por un lado se puede averiar el termostato, cuya reparación nos saldrá por unos 120 euros. Por el otro lado, el electroventilador puede verse afectado y en este caso el presupuesto se incrementaría hasta los 330-350 euros.

La famosa válvula EGR es otro de los elementos que sufren en verano. En esta época hay una mayor de partículas suspendidas en el aire y éstas pueden averiar la válvula EGR, que se encarga de la recirculación de los gases del escape. Si se acumulan demasiados residuos tendremos una avería cuya reparación rondará los 350 euros.

También hay otros elementos que tienden a averiarse en verano. Los elevalunas son utilizados en mayor medida que en otras épocas y esto puede causar la rotura de su motor, de su estructura o del cable. Los precios para repararlo rondan los 200 y 250 euros. Los neumáticos tienen mayor desgaste con las altas temperaturas y el estado de las carreteras hace haya más riesgo de pinchazo. También habrá que vigilar las baterías, que pueden descargarse.

Fuente – Autingo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta