En más de una ocasión nos hemos planteado comprar un coche fuera de España. Los motivos son variados, a veces es porque es más barato en otro país (porque hay más oferta), otras porque directamente es difícil de encontrar en territorio nacional. Ya hemos comentado el caso particular de Alemania,Sea como fuere, la siguiente pregunta que nos hacemos es la siguiente: ¿se puede matricular un coche extranjero en España?

La respuesta rápida es sí, claro que se puede traer y matricular aquí un vehículo que proceda de otro país. Pero para hacerlo hay que seguir unos pasos concretos y realizar algunos trámites para tener todo en regla. El primer requisito que se debe cumplir es que la persona que conduzca ese coche sea residente nacional o pertenezca a una entidad con domicilio fiscal nacional. Una vez se cumpla eso, comenzamos el procedimiento a realizar.

Documentación del coche

Sobra decir que para poder matricular un coche extranjero en España tiene que tener toda la documentación en regla. Lo primero que es necesario es el contrato de compraventa del vehículo, que es el documento que acredita que ha sido comprado de forma legal. Es necesaria una traducción del contrato al castellano y nunca viene mal tener los datos del vendedor, tanto si es un particular como si es un profesional, ahora explicaremos el motivo.

Si el coche ha sido comprado a un particular, se tiene que aportar el contrato de compraventa con la traducción jurada y el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) liquidado con la Agencia Tributaria (modelo 600). En el caso de que la transacción se haga con un compraventa profesional en el extranjero, hay que tener la factura con el CIF intracomunitario y con el número de IVA. Si se hace a través de un profesional, pero en España, es necesaria la factura y el justificante de Hacienda de alta en la actividad.

Eso si hablamos de coches comprados en la Unión Europea, si se adquiere en otros países también es necesario el Documento Único Administrativo (DUA) expedido por la Aduana (cuesta 200 euros más el 21 % de IVA). En todo caso, es necesario que el vehículo se entregue con el permiso de circulación para llevar a cabo los siguientes trámites de la lista.

Pago de impuestos y pasar ITV

Tras tener los documentos en regla toca ponerse al día con los pagos. Es necesario abonar el Impuesto de Matriculación (IEDMT) liquidado con la Agencia Tributaria (modelo 576). Es ese impuesto que se paga en función de las emisiones de CO2 del vehículo. A ese hay que sumar también el impuesto de circulación, que es el «numerito» que se paga en el ayuntamiento en el que se está empadronado y que varía entre distintas localidades.

Por otro lado, el coche comprado en el extranjero también tiene que pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) para ser matriculado en España. Tiene que hacerse en todos los casos, no importa que el coche la haya pasado anteriormente en el país del que procede. Por supuesto, tiene que estar apto en todos los elementos revisados para poder seguir adelante con el proceso.

Formalizarlo con la DGT

Con la documentación recopilada y estando al corriente de pagos, toca formalizar el trámite con la DGT. Para ello es necesario presentarse en la Jefatura Provincial de Tráfico más cercana con lo siguiente:

  • Impreso oficial relleno con la solicitud de matriculación
  • Pago de la tasa correspondiente (en este caso son 97,80 euros)
  • Tarjeta de la ITV favorable
  • Justificante de pago del Impuesto de Matriculación
  • Justificante de pago del Impuesto de Circulación
  • Documentación del interesado (DNI, pasaporte o tarjeta de residencia)
  • Resto de la documentación en función del caso (contrato compraventa, ITP, DUA…)

Con todo eso ya se pueden encargar las placas de la matrícula nacional. Hay que recordar que será totalmente nueva y que seguirá la misma numeración cronológica que el resto, sin importar que el coche sea más antiguo. Echando cuentas, todo el trámite podría costar alrededor de 300 euros si lo hace uno mismo, los costes serían superiores si se encarga a una gestoría. Hay que estudiar cada caso para comprobar si es rentable traer un coche extranjero a España.

1 COMENTARIO

Deja una respuesta