Logo de Noticias Coches
coches nuevos
Mario Nogales

¿Cuándo es interesante el coche por suscripción?

La movilidad está cambiando constantemente y las tendencias no son las mismas que hace unos años. La compra de coche era un movimiento bastante habitual entre los conductores, que ansiaban disponer de un vehículo con el que poder moverse en el día a día. Sin embargo, los tiempos cambian y también las necesidades de los usuarios. Por eso, el coche por suscripción se está convirtiendo en una fórmula que va ganando enteros y que podría ser referencia en el futuro.

Se decía que la adquisición de un coche nuevo era la segunda inversión más grande en la vida después de la vivienda, pero en la actualidad se ha vuelto difícil hacer ambas compras. Por eso han estado funcionando tan bien opciones como el renting en nuestro país, permitiendo que el usuario pague cómodamente en mensualidades por el uso del vehículo y, pasado un tiempo, elija si quedárselo o cambiarlo por otro. Y ahora el coche por suscripción abre algunas nuevas puertas al usuario.

Esta modalidad se caracteriza por varias ventajas a tener en cuenta. En primer lugar se beneficia de no tener que aportar una entrada, algo que suele ser impedimento en la compra de coche nuevo, pues requiere juntar una importante suma de dinero. También permite al usuario organizar su economía al tener una cuota mensual fija, que no va a crecer y con la que es fácil echar cuentas y comprobar si entra dentro del presupuesto. Hasta ahí sería similar al renting, pero la suscripción tiene una característica más que marca la diferencia.

Hablamos de la flexibilidad, de esa posibilidad de tener el coche por periodos de tiempo más cortos. En el renting se establece un contrato que suele durar entre tres y cinco años, mientras que hay muchos usuarios que buscan disponer de un vehículo para fechas señaladas como las vacaciones o circunstancias como un trabajo temporal. No hay compromiso a largo plazo, así que no se estará pagando por dejar el coche en el garaje durante ese tiempo, estará todo más ajustado a las necesidades.

Por no hablar de otra ventaja como la facilidad de uso. Algunas empresas como Wabi, el servicio de coches por suscripción de Santander Consumer Finance, a través de la aplicación se puede realizar la suscripción y empezar a utilizar coches por meses. Es muy sencillo y cuenta con servicios adicionales como la entrega del coche a domicilio en menos de 48 horas o la posibilidad de añadir un segundo conductor.

Los coches de estos servicios son prácticamente nuevos, teniendo como máximo cuatro años de antigüedad. El servicio de coche de suscripción tampoco tiene penalizaciones al final del periodo, no hay ningún tipo de permanencia quitando el tiempo a utilizar el vehículo (en Wabi se cogen de 30 en 30 días). Las cuotas están bien definidas y no hay gastos adicionales, ya que se incluyen el seguro a todo riesgo con asistencia en carretera y un completo mantenimiento que cubre revisiones y cambio de neumáticos.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, el coche por suscripción tiene papeletas para ir ganando popularidad en los años venideros. Podría ser la solución ideal para algunos usuarios que valoren la flexibilidad y el no tener ataduras a largo plazo. Las cuotas pueden ser más caras que en un renting tradicional, pero también hay ventajas adicionales. En todo caso, dependerá de las necesidades de cada usuario.

  • coche compartido
  • concesionarios
  • movilidad