Hay diez preguntas que siempre deberías hacer antes de comprar cualquier vehículo usado a un particular. Algunas se pueden preguntar por teléfono o por correo electrónico antes de ver el vehículo en persona. Otras es mejor hacerlas cuando se tiene el automóvil usado delante. No hacerlas puede acarrearte problemas con tu coche en el futuro porque, al contrario que los concesionarios, un particular no tiene que ofrecerte ninguna protección o garantía si algo va mal. Así que no seas tímido y pregunta:

Preguntar antes:

1. ¿Cuántos kilómetros tiene el coche?

Es la pregunta clave, ya que te ayuda a fijar un precio objetivo del vehículo. En un montón de páginas web podrás encontrar valoraciones de coches en función de su fecha de matriculación. A partir de ahí, sabrás ya cuántos kilómetros anuales hacía su propietario.

2. ¿Por qué vendes tu automóvil?

Hay demasiadas variables para mencionar todas las respuestas posibles que pueden darte. Estas son algunas:

  • “Acabo de comprar un coche nuevo”. Esto es bueno, ya que el vendedor se inspira para vender rápidamente.
  • “Era de mi padre (o mi madre)”. También ayuda, porque por lo general, la gente suele aferrarse a un coche así por motivos sentimentales. Si lo venden es que necesitan hacerlo por el dinero o para evitar los gastos que acarrea un coche parado.
  • “Consume mucho”. Sí, hay personas honestas que lo reconocen sin tapujos. No temas tomar ventajas de esta situación.
  • “Era el coche que usaba mi hijo y se mudó/emigró/etc”. Son negociaciones complicadas ya que suele haber menos urgencia por vender el coche. Tienen a no moverse de su precio de partida.

3. ¿En qué estado está el coche usado?

Hay tres respuestas positivas:

  • Excelente: Que el coche está en muy buen estado siempre es algo bueno… a no ser que el vendedor sea un caradura, el coche realmente no esté tan bien conservado y solamente intenta que pagues más. Pide que te envíe fotos del coche y comprueba que el estado coincide con sus afirmaciones.
  • Bueno: Como en el anterior caso, está muy bien que un vendedor presente así su coche. Además, un vendedor honesto no suele darle un bombo excesivo a su coche usado y en muchas ocasiones detrás de un coche en buen estado se esconde un automóvil excelente.
  • Normal: Esta es de las mejores respuestas, ya que a menudo indica que el vendedor no sabe realmente el valor que puede tener su coche o que es una persona dispuesta a negociar. También puede suponer que es tímido o, sencillamente, honesto.

Preguntar al ver el coche:

4. ¿A quién le compraste este vehículo?

La mejor respuesta es que el vendedor sea el primer propietario del coche, ya que de esa forma debería tener información de toda la vida del vehículo. Investiga dónde ha vivido el dueño. Conocer si el coche ha tenido que soportar los fríos inviernos de Teruel o los veranos de Écija (la sartén de Andalucía), puede ayudarte a saber si el coche puede haber suufrido algún problema específico.

5. ¿Qué tipo de aceite utilizas en el coche?

Lo creas o no, es uno de los mejores indicadores de cómo se ha mantenido el vehículo. Un particular va a responder de estas tres formas:

  • Inmediatamente indica la marca (y a menudo muchos más datos). Probablemente cambien el aceite ellos mismos (o se preocupan mucho de la salud de su coche) y el vehículo está en buen estado.
  • Tras una breve pausa, pregunta si pueden revisar sus archivos. También suele ser buena señal, pero ten cuidado y compruébalo en la sexta pregunta.
  • “No tengo ni idea“. Entonces, sin dudarlo un segundo, pasa a la siguiente pregunta.

6. ¿Podría ver el historial de mantenimiento?

Los coches usados son un misterio y es una pena que no hablen para que te cuénten un poco cómo les ha ido en su vida. Pero, a falta de un historial (como en el navegador de Internet de tu ordenador), bueno es un libro de revisiones, donde un conductor cuidadoso debería apuntar todos los achaques y remedios que ha sufrido su coche. Es muy importante, sobre todo si no ha sido el único propietario del coche.

Todos los vendedores pueden mentir, pero mentir a través del historial de mantenimiento es más complicado. Si uno es un conductor meticuloso conservará las facturas de su taller (o talleres) y ahí se podrá comprobar cómo se ha cuidado el coche a lo largo de los años. Si solo te muestra un recibo de cambio de aceite (el último, generalmente, y hace poco), ten cuidado.

Es una pena que en España no esté todavía demasiado extendido el CarFax, un informe muy práctico en el que, mediante el número de bastidor (el DNI del coche) se comprueba todos los datos importantes que ha podido tener ese coche (si ha sido importado, si se ha despiezado, si se robó en alguna ocasión, si alguna vez se usaron los airbags…). Es una información neutral y fiable, en un formato claro y muy fácil de comprender. En mercados más maduros este informe suele pedirse . Ahora que la venta de coches usados empieza a cobrar una mayor importancia en España (donde hasta antes de la crisis solo se vendía un coche usado por cada dos nuevos) es posible que empiece a usarse este servivio de CarFax.

7. ¿Por cuánto estás dispuesto a vender el coche?

Esto permite que el vendedor sepa que no estás dispuesto a pagar el precio que ha marcado en un inicio. Por cierto, cuanto más tiempo el vendedor haya intentado desprenderse del coche, más posible es que te haga un descuento (eso lo sabrás viendo la fecha del anuncio). Ofrecerle una cantidad de dinero menor, en efectivo y en ese momento, suele funcionar en ocasiones para que acepte menos dinero del inicial.

8. ¿Podría probar el coche?

Nunca compres un coche sin probarlo y uno usado mucho menos (ya te hemos contado cómo probar un coche que quieres comprar). Ningún vendedor con buena reputación debería negarte una prueba de conducción. La mayoría te pedirá que dure menos de media hora y siempre con él dentro.

9. ¿Te importaría si inspecciona el coche mi mecánico ?

Cualquier vacilación por su parte del vendedor es una señal de advertencia. No te dejes influenciar si el vendedor dice que no, o trata de dificultar que lo hagas (“necesito el coche” será su primera respuesta). Porque la única respuesta que quieres oír y que aceptarás es: “Por supuesto, no hay problema”.

10. ¿Cuál es el último coche usado que has vendido?

No es un asunto baladí. Alucinarías con el número de personas que venden coches usados ​​como afición. Gente que compra barato, arreglan el coche ellos mismos y vuelven a venderlo por un precio algo más alto. Unos son auténticos manitas que ponen el coche a punto de forma fenomenal y otros auténticos caraduras que solo buscan el beneficio económico y camuflan los fallos. Hay páginas web, como eBay, donde podrás comprobar la reputación de esta gente que vende coches con regularidad. Pero si no responden bien a alguna de las preguntas anteriores, desconfía.

2 COMENTARIOS

  1. Excelente artículo, práctico tanto para los compradores como los vendedores. Aunque algunos detalles pueden tener una interpretación traspapelada… muchos vendedores no tienen tiempo de renovar sus anuncios o publicarlo nuevamente…eso no quiere decir que estén dispuestos a bajar el precio del coche… De hecho cuando una propuesta lleva más de un mes publicado es el propio vendedor quién desde el anuncio se ajusta las tuertas, si un comprador se acerca queriendo ajustar más… puede ser no lleguen a un acuerdo… No digo que se abuse de una u otra parte, pero si que se respete que tener en stock el coche que buscas y con las características adecuadas —> esto al vendedor le cuesta dinero y tiempo y creo que el comprador debe tomarlo en cuenta antes de apretar más las tuercas.

Deja una respuesta