El informe indica que son los coches eléctricos los que ofrecen el mayor ahorro y la mayor eficiencia energética pero, “dados los medios  actuales, ese ahorro no compensa al usuario el desembolso inicial de adquisición de un vehículo de esta tecnología hasta al menos seis años de vida en servicio.

El mismo estudio señala que, una vez transcurridos doce años de vida útil, el coche eléctrico ha producido un beneficio equivalente al sobreprecio inicial. Así, si se compara con un automóvil convencional de gasolina, el vehículo eléctrico presenta un ahorro del 21%, transcurrido ese tiempo de doce años desde su compra.

Los autores del informe admiten que, para una vida útil de cuatro años, la opción más rentable sigue siendo un automóvil de gasolina. No obstante, si consideramos que el vehículo eléctrico puede, en muchos casos, ser el segundo coche, consideran oportuno realizar un cálculo sobre un lapso de tiempo de unos doce años, cifra “que no resulta descabellada”.

El coche eléctrico es imbatible en materia de emisiones de CO2, ya que dichas emisiones son nulas durante toda su vida útil. En este campo, la menor eficiencia corresponde a los vehículos de gasolina y, además de los eléctricos, los más eficientes son los automóviles de gas natural vehicular (GNV) o los de gas licuado del petróleo (GLP).

El informe recoge asimismo un planteamiento sobre el coste que supone realizar un recorrido idéntico para un vehículo con las mismas prestaciones, pero con diferentes tecnologías (ya sea eléctrico, de gasolina, de gas, etc.).

Si se parte de la base de que un coche de gasolina necesita cien euros para cubrir determinado recorrido, en el mismo trayecto el coche eléctrico requeriría sólo 25 euros para recorrerlo. Un vehículo que empleara E85 (85% etanol y 15% gasolina) ahorraría sólo un euro respecto al de gasolina, mientras que el coste para un coche híbrido sería de 80 euros, para uno de gasóleo de 77 euros y para uno de gas natural vehicular (GNV), de 62 euros.

Vía  |  EUROPA PRESS

4 COMENTARIOS

  1. Eso de que los coches eléctricos no emiten CO2 es una afirmación que puede tener un alto grado de error puesto que la contaminación se ha podido producir ANTES (en le generación de la energía eléctrica para cargar la batería del coche).

    Aunque esta parte no se suele tener en cuenta es necesario considerarla a nivel global y mucho más cuando se popularicen los coches eléctricos.

    Un coche eléctrico cuya batería hubiera sido cargada con energía eléctrica proveniente en exclusiva de una central eléctrica de carbón generaría (de forma indirecta, eso sí) más CO2 que cualquier otro vehículo.

    Tengámoslo en cuenta para no inducir a error. Gracias.

    • Efectivamente, Eduardo, tienes razón. En un artículo posterior, denominado “Endesa desarrollará la recarga rápida de vehículos eléctricos“, hacemos referencia a dicho problema: “…Los vehículos eléctricos con baterías de litio no emiten CO2 ni dañan el medio ambiente, siempre que la electricidad provenga de energías renovables, como la eólica, la energía solar fotovoltaica o la solar termoeléctrica. Los aerogeneradores podrán suministrar la electricidad al vehículo eléctrico, que en un futuro servirán también para almacenar y regular la electricidad intermitente del sector eólico”

      Muchas gracias por tu colaboración

  2. Tengo una duda y se refiere a si las baterías utilizadas por los vehículos eléctricos, que según este articulo su duración es de cuatro años, son reciclables y si se ha ponderado la contaminación que esto produce. Gracias.

  3. El caballo de batalla está en si aceptamos o no la energia producida por las centrales nucleares, ya que la cantidad de energía que se precisará tendrá que salir en gran parte de ese tipo de producción.

    Al menos esa es mi opinión

Deja una respuesta