Logo de Noticias Coches
Medidor de Combustible Coche
Luis Blázquez

¿Por qué el medidor de combustible nunca marca la cantidad real?

¿Alguna vez te ha pasado que tu indicador de nivel de combustible marcaba cero y resulta que el coche aún andaba? Si es así, lo primero que debes saber es que apurar el depósito no es lo más adecuado para la salud del coche. Con ese en mente, sabemos que pueden darse casos en los que el infortunio del destino provoca dicha situación. Entonces, si el clásico dial o nuestro ordenador de a bordo nos enseña que no hay combustible, ¿cómo sigue el coche circulando?

La respuesta es sencilla: porque los fabricantesmienten. ¿Por qué? Porque saben que muchos de sus clientes no son dados a mantener siempre el depósito con cierto nivel de combustible. Después de llenarlo, el indicador puede permanecer lleno durante uno o dos días antes de que la aguja comience a deslizarse hacia el vacío. ¿No te parece extraño? Esto es así gracias a los ingenieros automotrices, que han calibrado los medidores para mentirnos. Bueno, más bien para ser algo exagerados y un tanto optimistas y no llevarnos sorpresas.

Y como todo en la vida, no es igual en todas las marcas, y ni siquiera en todos los modelos de su línea. Algunos estudios e investigaciones han demostrado que las lecturas de los medidores, a menudo, rondan el 5 % de error al alza, mientras que otros pueden superar el 15 % e incluso llegar al 20 % de optimismo extra. Si bien esto no afecta realmente a la cantidad de gasolina o diésel que usa el motor del coche, sí que podría darte una idea errónea de qué tan bien se está desempeñando tu vehículo en lo que respecta a la eficiencia de combustible.

Luego presumirías con tus amigos de lo frugal que es tu coche para que también se compren uno, y antes de que te des cuenta, todos conducen coches que mienten sobre su consumo real de combustible. Pero, ¿es realmente tan malo? Hay quien dice que no, y que, contrariamente a lo defendido en investigaciones anteriores, los ordenadores de a bordo son, probablemente, la forma más precisa de determinar el consumo real, más que el método tradicional de llenar el depósito hasta arriba y vaciarlo casi por completo antes del siguiente repostaje.

Como veremos a continuación, hay una serie de motivos que condicionan la inexactitud de los medidores de combustible de los coches, ya que todos sin excepción salen de fábrica sin ser 100 % sinceros. Y se se debe tanto a motivos de ingeniería y concepción del propio coche como a factores humanos por nuestra forma de pensar.

Desde el punto de vista técnico, ¿por qué el medidor de combustible es inexacto?

Veamos la parte ingenieril y comencemos explicando la forma en la que la gran mayoría de los coches detectan la cantidad de combustibleque hay en el depósito. Por lo general, el sensor es una “unidad de envío”, hecha por una especie de flotador (una pieza con apariencia de corcho de espuma/plástico o un tubo lleno de aire) adjunto a una larga varilla de metal que se conecta a una resistencia. El sistema permanece unido dentro del depósito con el mencionado flotador balanceándose sobre el combustible. Hasta aquí, no hay demasiada complejidad.

Sin entrar en cómo funcionan las resistencias eléctricas que envían la señal al cuadro, a medida que sube el nivel de combustible, también lo hace el flotador, y esto varía la medida que da al dial de combustible y/o al ordenador de a bordo del coche para que pueda decirte la gasolina que queda. Sin embargo, cuando el depósito está casi lleno, el flotador, simplemente llegará lo más alto que pueda. Entonces, tiene que vaciarse algún que otro litro antes de que comience a moverse nuevamente, lo que hace que el medidor indique “lleno” cuando no lo está.

Esto también sucede cuando el flotador llega al fondo, por lo que el coche dice “vacío” incluso cuando no lo está. A menudo, el abanico de movimiento no se extiende hasta el fondo, por lo que el flotador puede llegar al final de su recorrido mientras todavía queda combustible en el depósito. Esta es la razón por la que, en la mayoría de los coches, la aguja se vacía por debajo y, finalmente, deja de moverse mientras aún queda algo de zumo para exprimir; insistimos de nuevo en que no es nada recomendable apurar el depósito hasta la última gota.

Otra posible causa de la inexactitud es la forma de los depósitos de combustible. En los coches de hoy en día, son todos de plástico, moldeados para encajar en espacios muy reducidos en el chasis. A menudo, el depósito puede tener una forma que se ajuste alrededor de varias piezas de la carrocería o el propio bastidor. Esto deriva en que, en el momento en el que el flotador llega al punto medio, puede quedar más o menos de la mitad del combustible en el depósito, dependiendo de su forma. Y la inclinación a la que esté el coche también influye.

¿Por qué esa inexactitud se hace a propósito?

Desde el punto de vista psicológico, esto podría molestar a algunas personas, ya que hace que el medidor de combustible sea algo inexacto. Sin embargo, aquí está la cuestión: a nosotros los conductores, nos gusta más así. Gracias a la tecnología moderna, podemos saber exactamente cuánto combustible queda, ¿o no es así? En realidad, no queremos quedarnos sin combustible cuando el dial está en la “E”. Aparentemente, buscamos tener la reserva para que poder entrar en estado de pánico y conducir con a puntita de gas a la gasolinera más cercana.

De manera similar, aparentemente nos hace sentir bien tener la aguja en “F” por más tiempo. En parte, esto se debe a que nos da la ilusión de que estamos haciendo mejores consumos y el coche es extremadamente eficiente. Y también te hace sentir como si no estuvieras quemando inmediatamente ese depósito por el que acabas de gastar 50 euros (aunque lo estés haciendo totalmente). La idea es similar a adelantar el reloj 10 minutos para que, aunque sepas que no es la hora exacta, de alguna manera, te motiva a levantarse de la cama antes.

La diferencia con el indicador de combustible es que esos 10 minutos de diferencia no son una opción por parte del conductor. Estamos atascados con medidores diseñados para hacer que las personas se sientan mejor, no para informar con precisión. Si bien los clientes quieren que haya una reserva disponible cuando llegan a la marca de vacío, técnicamente no existe dicha reserva, simplemente hay un punto vacío real que no está marcado en el medidor. Al mismo tiempo, los clientes no quieren demasiada reserva. Parece que hay un punto óptimo donde los clientes están felices de ser engañados, pero tampoco cuando es demasiado.

Cómo saber el combustible real que te queda

Es posible que te sorprenda la cantidad de combustible que realmente le queda cuando parece que no hay nada, según el medidor. Para averiguarlo, consulta el manual del propietario, para conocer el volumen exacto de tu depósito de combustible.

Luego, la próxima vez que tu aguja marque que el depósito está vacío, busca la estación de servicio más cercana y llénalo. Resta la cantidad de litros que se necesitan para llenar el depósito al volumen indicado en el manual y sabrás cuántos litros más puedes tener cuando el indicador llega a cero.

Fuente: HowStuffWorks, Autoblog

  • combustibles
  • conducción eficiente
  • consumo
  • diésel
  • gasolina