Es posible que hayas oído alguna vez algo sobre la reprogramación de la centralita del coche. Hoy en día (en realidad desde los años 90) los vehículos cuentan con un “cerebro” que controla la totalidad de los parámetros del coche. La gestión electrónica de la inyección (cantidad de combustible que pasa a los pistones del motor) se realiza en base a unos parámetros que establecen los fabricantes… unas líneas de código dentro de la centralita.

Es la centralita del coche (ECU) la que gestiona el funcionamiento del motor en función de múltiples variables: revoluciones, temperatura del motor, densidad del aire, respuesta del acelerador… Si estos cambian, el comportamiento del coche lo hará también. Se emplea sobre todo en motores con turbo o compresor y siempre se ha relacionado con mejorar las prestaciones, aumentando par y potencia para conseguir una mejor aceleración y recuperaciones más fulgurantes. ¿Pero es esto legal? ¿Se pierde seguridad o fiabilidad? ¿El coche consume más?

reprogramacion-centralita-aumento-potencia

Desde luego, existen muchísimos interrogantes al respecto. Para resolver estas cuestiones y profundizar más sobre la reprogramación de la centralita de los coches nos hemos puesto en contacto con los especialistas de ReproSport, una empresa con mucha experiencia a la hora de reprogramar centralitas, pues llevan desde el año 2007 dedicados a este trabajo. Su equipo está formado por ingenieros mecánicos, industriales, electrónicos e informáticos que ponen todo su conocimiento mecánico al servicio de sus clientes.

“La centralita viene programada de serie por el fabricante de cada vehículo, pero esta programación puede ser modificada para obtener un mejor rendimiento del motor, ya que las marcas diseñan los motores para que puedan funcionar en condiciones extremas, por lo que el margen de mejora es bastante amplio”, indican sus expertos.

reprogramacion-centralita-2

Y ojo, no solamente pueden mejorarse las prestaciones. Son tantos los aspectos que se controlan desde la ECU que, modificando los valores que se guardan en la EPROM (un chip), se pueden conseguir diferentes resultados, como por ejemplo reducir el consumo de combustible:

“La bajada de consumo tu vehículo es posible, real y significativa tanto en motores gasolina como diésel. Tu bolsillo agradecerá la reducción del consumo”, nos cuentan en ReproSport.

Esto se consigue modificando ciertos parámetros del motor, como la cantidad de combustible adecuada, el momento de inyección idóneo y la presión de admisión ideal… y sin tener siquiera que tocar un elemento mecánico. Solamente conectando un ordenador portátil al puerto OBD del coche (su conexión con la ECU) y modificando los archivos que se precise. Solamente en algunos casos es necesario conectar el ordenador directamente a la ECU, lo que obliga a desmontar algunas piezas. El proceso no dura mucho, de 30 minutos a unas pocas horas.

centralita-potencia

Obviamente, esta operación, aunque sencilla, no debería hacerla cualquiera sin unos conocimientos mínimos, sin saber exactamente qué modificar de los archivos. “La modificación debe de ser uniforme para lograr que el vehículo inyecte la misma cantidad de combustible, pero con mayor presión y oxígeno, de esta forma mejora el rendimiento y se obtiene el ahorro perseguido”, apuntan los expertos consultados.

Cuatro preguntas (y respuestas) sobre reprogramaciones

Obviamente, surgen algunas dudas. Estas son las más comunes:

1 ¿Cómo es posible que, ganando potencia, se consiga consumir menos?

El ahorro de combustible se produce al conseguir más par motor. Gracias a este aumento del par, el motor requiere menos carga (LOAD) para realizar el mismo esfuerzo, lo que se traduce en menos volumen de combustible debido al aumento de las presiones de combustible y aire.

Es exactamente lo mismo que hacen los fabricantes cuando año tras año, sacan motores más potentes que consumen menos (aumentando presiones en la cámara).

2. ¿No pierde el coche fiabilidad?

Si mi coche consigue potencia y además consumirá menos combustible, ¿por qué no ha programado así el coche el fabricante? No hay que ser ingeniero para saber que, si con la reprogramación se aumenta de forma exagerada la potencia, se le exigirá más a la mecánica y la fiabilidad empeorará.

Es ahí donde son necesarios los expertos que sepan aconsejarte y no realicen reprogramaciones agresivas. Las que se realizan habitualmente se sitúan dentro de los márgenes de seguridad que establece el fabricante y que se registren fallos dependerá del tipo de conducción realizada (exactamente igual que con el coche de fábrica). Con una buena reprogramación no se detectarán desgastes extraños diferentes a los habituales u otras anomalías.

3. ¿Y no contamina más el coche?

En todos los casos que conocemos no ha habido problemas de gases a la hora de pasar la ITV.

4. ¿Se pierde la garantía del fabricante?

La reprogramación es completamente invisible para los distribuidores, por lo que no hay razón por la debería expirar la garantía. De todos modos, se trata de modificaciones de software que son reversibles, por lo que en cualquier momento se puede volver a los parámetros originales.

Más información: Reprosport, Facebook Reprosport

2 COMENTARIOS

  1. hola. tengo un gol trend 2015 de o km.a partir de diciembre aumento el consumo un 20 %.rendia en ciudad 9.5km /l.hoy 7.5 km/l. en ruta 17km/L. hoy 14km/l. seria aconsejable reprogramar la ecu y si lo hacemos en cuanto mejoraria. en invierno hay que volver a los valores anteriores. cuanto saldria el trabajo. gracias.

  2. Buenas noches. Tengo un Audi A5 1.8 tfsi 177 Cv gasolina del año 2015. Con una reprogramación no agresiva, ¿en qué valores de potencia, par y consumo quedaría el coche? ¿Cuál sería el precio de dicha reprogramación?
    Gracias. Un saludo.

Deja una respuesta