carretera-solitaria
Mario Nogales

Tipos de carretera: ¿conoces las diferencias?

En España hay más de 25 millones de conductores, personas que a diario recorren todos los tipos de carretera que existen en nuestro país. Porque queda claro que no todas las vías son iguales y que hay que adaptarse a ellas.Lógicamente, el límite de velocidad será diferente y también habrá algunos vehículos que directamente no puedan circular por otras. Vamos a hacer un repaso por todas las carreteras para distinguirlas y circular correctamente por cada una de ellas. 

Autopistas

Las autopistas probablemente sean el tipo de carretera más conocida por el gran público debido a que son de las más transitadas. Son vías rápidas que cuentan con varios carriles en ambos sentidos. Hay algunas que son de pago, conocidas como las autopistas de peaje. No tienen cruces ni acceso a propiedades colindantes para preservar la seguridad y las velocidades altas. De ahí que haya algunos vehículos que no puedan acceder a ellas como los de tracción animal, bicicletas, ciclomotores y vehículos para personas de movilidad reducida.

Autovías

En línea con las autopistas y con características similares, las autovías son las otras carreteras rápidas en nuestro país. Su diferencia principal es que no pueden ser de pago y también que tienen que presentar calzadas independientes para cada sentido de circulación. Otras cuestiones son que no pueden ser cruzadas por otras vías al mismo nivel o que hay acceso limitado a las propiedades colindantes.

Son señaladas con la letra A (o AP en el caso de ser de peaje) y sus letreros cuentan con un fondo azul y letras en blanco. Normalmente son rectas o tienen curvas suaves, de ahí su alto nivel de seguridad y que su límite de velocidad sea de 120 km/h.

Carreteras nacionales

Las carreteras nacionales o carreteras convencionales, son aquellas que están señaladas por la letra N, con los paneles con letras blancas sobre un fondo rojo. Cuentan con una calzada única en la que aparecen dos carriles, pudiéndose sumar un tercero en desniveles para aligerar el tráfico lento. Son de doble sentido y, por ley, cuentan con un arcén de entre 1,5 y 2,5 metros. En este caso, la velocidad máxima está limitada a 90 km/h.

Carreteras autonómicas

En el caso de las carreteras autonómicas, como su propio nombre indica, son las que dependen directamente de cada Comunidad Autónoma. Se identifican con un panel indicativo naranja con letras CL y el código de la vía en color negro. Están preparadas para soportar un tráfico elevado dentro de la comunidad, pueden recorrer muchos kilómetros y a veces pueden estar desdobladas como autovías.

Carreteras comarcales

Las carreteras comarcales, también conocidas como autonómicas de segundo nivel, son las que van indicadas con un panel verde con las letras CM en blanco. Sirven para unir poblaciones entre sí o servir de enlace de otras zonas con las carreteras de primer nivel y con las carreteras de la red estatal. No son largas ni tampoco están preparadas para tener un tráfico elevado.

Carreteras locales

Las carreteras locales o autonómicas de segundo nivel, van señalizadas mediante un panel amarillo con las letras CR en negro . Son las más pequeñas, pues sirve para unir poblaciones o dar acceso al algunos lugares que estén más aislados o que tengan interés. Pueden depender tanto de Comunidades Autónomas, como de las Diputaciones Provinciales, de los Ayuntamientos o de otras corporaciones locales.

Autovías o carreteras con itinerario europeo

Son aquellas carreteras que están dentro del itinerario europeo. Pueden ser autopistas, autovías o carreteras nacionales; y se señalan con un pequeño panel en la parte superior con un fondo verde en el que figura un código alfanumérico que empieza por el prefijo E (de Europa) y el número asignado a la vía.

  • autopistas
  • autovías
  • carreteras