Si hay un Gran Hermano de los vehículos en España, esa es la DGT. Este organismo cuenta con la información de todos los coches que están en circulación en España. Lo mejor es que cualquier persona puede solicitar un informe de vehículo que le interesa, ya que se trata de un registro público.

Es una información que puede ser muy importante si, por ejemplo, quieres comprar un coche de segunda mano a un particular.  En función de lo que precises puedes solicitar a la DGT diferentes tipos de informes.

Entre los más habituales están los informes para conocer el titular del vehículo, sus datos técnicos, el número de titulares anteriores, situación administrativa del vehículo (si está autorizado para circular o no), fecha de caducidad de su ITV… o las cargas o gravámenes con las que no ha cumplido el titular y que impiden la venta del vehículo. Según lo que necesites será gratuito o de pago.

  • Informe completo del vehículo

En este informe aparece toda la información administrativa sobre el vehículo:

  • Identificación del titular desde la fecha de primera matriculación. También si fue adquirido bajo la modelidad de renting o si fue dado de baja temporal en alguna ocasión.
  • Municipio donde está domiciliado el vehículo.
  • Historial de ITV (con datos de si tuvo resultado desfavorable en alguna ocasión).
  • Cuántos titulares ha tenido.
  • Datos técnicos, la puntuación EuroNCAP (también información de su mantenimiento que consten en el Registro de Vehículos).
  • Cargas y gravámenes. Es importante, ya que si tiene contraidas deudas, pasa automáticamente al nuevo comprador. Es calve para conocer datos desconocidos como la reserva de dominio.
  • Informe de datos técnicos

Aporta datos únicamente para identificar al vehículo: Su potencia, qué combustible utiliza, masas máximas, historial de inspecciones en la ITV o los resultados del test EuroNCAP que aparezcan en el Registro de Vehículos.

  • Informe de cargas

Refleja las cargas o limitaciones de disposición que puedan constar en el Registro de Vehículos. No olvides que en función de las cargas pendientes del vehículo puede haber más tarde problemas para realizar el cambio de titularidad.

  • Informe de vehículos a mi nombre

Se trata de un certificado donde aparecen los vehículos que constan a nombre del interesado en el momento de realizar la consulta. Solamente aparecen los vehículos activos, no los dados de baja (aunque permanezcan en tu poder y no los hayas llevado al desguace). Es muy similar al certificado de tus propiedades inmuebles que te entregan en el Registro de la Propiedad, pero con vehículos.

  • Informe de vehículos sin matricular

Se trata de un informe que solamente indica si la matrícula del coche está debidamente informatizada en el Registro de Vehículos.

¿Cómo solicitar un informe de la DGT?

Cualquier persona puede solicitar el historial del vehículo, independientemente de que sea el titular o una tercera persona con interés legítimo y directo en él (que quieras comparlo, por ejemplo). Estos informes se pueden conseguir de dos modos:

  • Presencialmente: Has de pedir cita previa en la Jefatura Provincial de Tráfico (a través de su página web o del teléfono 060). Una vez alli hay que presentar la solicitud en el impreso oficial, junto con tu DNI, NIE o la tarjeta fiscal en caso de una persona jurídica), así como indicar el motivo por el que quieres el informe.
  • Internet: Desde hace unos meses, puedes solicitar por otro medio distinto a la DGT, sin ningún coste adicional. Lo tenemos aquí, en coches.com.

Recuerda que para solicitarlo has de conocer la matrícula del vehículo y el número del bastidor o NIVE 32 dígitos que conforman el número de identificación del vehículo). La tasa que te cobran actualmente es de 8,40 euros, independientemente de que lo hagas de manera presencial o telemática. En el caso del informe reducido, la información es gratuita.

Fuente: DGT

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta