Artboard
Inicio>Marcas>Land Rover>Range Rover Sport 2013
Range Rover Sport 2013 Gonzalo Yllera 29/03/2013

Con cada modelo que sale a la luz de la firma británica se nos agotan los calificativos y decimos que es prácticamente imposible fabricar un automóvil mejor, más lujoso, más deportivo y que a la vez no se asuste ante recorridos fuera de carretera… pero en cada una de esas ocasiones los ingenieros de Land Rover nos dejan en mal lugar, superándose a sí mismos.

Si hace apenas unos meses se lanzaba el esperado nuevo Range Rover 2013, que tan excelentes sensaciones causó, ahora, aprovechando la celebración del Salón de Nueva York, se va un paso más allá con la presentación del nuevo Range Rover Sport. ¿Casualidad? No lo creemos, pues el norteamericano es en estos momentos el primer mercado de la firma británica y un “guiño” a sus mejores clientes nunca está de más…

La profunda remodelación de productos que está teniendo lugar en la firma de Solihull llega ahora a su tercera entrega. En un primer momento se “rompieron todos los moldes” con el fantástico Range Rover Evoque (que tuvimos ocasión de probar para todos vosotros), un auténtico concept-car que llegó a la calle con escasas modificaciones a lo visto en salones internacionales, y que se ha convertido en la referencia de los SUV compactos. Posteriormente fue el nuevo Range Rover, uno de los estandartes mundiales en lo que a vehículos de representación se refiere, donde el lujo y la tecnología se dan la mano para un producto sin igual, tanto en carretera como fuera de ella. Ahora es el turno del renovado Range Rover Sport, o lo que es lo mismo la interpretación que han hecho en la firma británica de lo mejor de los “dos mundos”: lujo y tecnología por un lado con las más altas dosis de deportividad por otro.

A pesar de lo que a simple vista pudiera parecer, el nuevo modelo no es un “clon” de su hermano mayor, y a pesar de que el desarrollo de ambos modelos se ha llevado casi a la par, los responsables de la marca aseguran que el 75% de las piezas son diferentes. La mejor forma de apreciarlo es observar ambos modelos “lado a lado”. Las líneas del nuevo Range Rover Sport son mucho más aerodinámicas y “musculadas”, apreciándose claramente una mayor inclinación del parabrisas y una línea del techo con más caída, lo que redunda en un mejorado coeficiente de penetración aerodinámica, de tan solo 0,34.

Pero no sólo sus líneas han variado, las dimensiones también son diferentes, ya que es 149 mm más corto y 55 mm más bajo que el nuevo Range Rover. También es más ligero, ya que pesa 45 kg menos. El frontal muestra unos rasgos mucho más agresivos, con líneas muy marcadas, a lo que se suman unos grupos ópticos y unas tomas de aire que acrecientan esa sensación. Cualquiera que lo “vea venir” por el retrovisor de su utilitario, irremediablemente se apartará para dejarle paso…

El interior se ha trabajado especialmente para conseguir dar los “toques” precisos de deportividad, más próximos al concepto presentado en el Evoque, pero sin perder un ápice de la extrema calidad de realización vista en el nuevo Range Rover, con materiales de primerísima calidad. La consola central ha sido levantada levemente para que sus mandos se encuentren más “a mano” del conductor y a la vez acreciente la sensación de seguridad al sentarse los ocupantes de los asientos delanteros más imbuidos en el vehículo.

Otros complementos que también contribuyen a resaltar esa deportividad pretendida son el volante más grueso y pequeño, los asientos más envolventes o la rediseñada palanca de cambios, ahora vertical, en contraposición con la ruleta emergente (herencia Jaguar) de sus hermanos. Y ya que hemos mencionado los asientos, diremos que presentan un diseño más deportivo, sujetan mejor, tanto los delanteros como los traseros, sin perder en comodidad, ya que ha aumentado el espacio disponible, también para las piernas. Los asientos traseros se pueden elegir que sean divisibles en proporciones 60/40 ó 40/20/40, adicionalmente y como novedad se puede encargar una tercera fila de asientos, que se oculta debajo del piso del maletero, aumentando la capacidad total a 7 ocupantes.

Los detalles de calidad y artesanos abundan por doquier, desde los asientos de cuero hasta el tapizado de los paneles interiores, pasando por las superficies metálicas o los acabados en madera o fibra de carbono. Aunque incluso los más inconformistas pueden configurar el vehículo a su antojo, con diferentes tipos de acabados, materiales o combinaciones de color, o bien, elegir los pack Dynamic HSE y Autobiography con acabados exclusivos.

Range Rover Sport 2013. Motores

La gama de motorizaciones comprende tanto propulsores de gasolina como diésel, que garantizan siempre las mejores prestaciones. Todos ellos incorporan el sistema Stop&Start, y una novedosa transmisión automática de 8 velocidades, con levas tras el volante, firmada por ZF, que permite realizar unas transiciones entre marchas de forma casi instantánea (apenas 200 milisegundos).

Como escalón más potente se encuentra el V8 de 5 litros (4.999,70 c.c.) sobrealimentado mediante compresor volumétrico, que entrega 510 CV de potencia y un par máximo de 625 Nm. Con este tremendo potencial se permite acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 5,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima, limitada, de 225 km/h (que opcionalmente puede elevarse hasta los 250 km/h), todo ello con unas emisiones de CO2 de 298 g/km, ayudado en parte por su contenido peso de 2.310 kg.

En cuanto a los propulsores alimentados por gasóleo encontramos diferentes posibilidades:

Por un lado se pueden montar dos motorizaciones V6 de 3 litros (2.993 c.c.) convenientemente actualizadas respecto a versiones anteriores (una de cuyas variantes ya pudimos probar en nuestra prueba del Jaguar XF), pero en esta ocasión ofrecen nada menos que 258 CV (TDV6) y 292 CV (SDV6), aunque ambos motores entregan 600 Nm de par motor. Mientras que el TDV6 impulsa a este Range Rover Sport hasta los 209 km/h de velocidad punta y consigue que acelere de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos con unas emisiones de CO2 de 194 g/km, el SDV6 hace que alcance una velocidad máxima de 209 km/h (220 km/h opcionalmente) y que acelere en 7,2 segundos desde parado hasta alcanzar los 100 km/h, con 199 g/km de emisiones de CO2.

Para principios del año 2014 está previsto comercializar una versión equipada con un propulsor diésel que va un paso más allá, nos referimos al denominado SDV8, que como su propio nombre indica utiliza una disposición de 8 cilindros en V de 4,3 litros de cilindrada (4.367 c.c.), sobrealimentado por un sistema secuencial en paralelo, que entrega nada menos que 339 CV de potencia y un descomunal par máximo de 700 Nm. La velocidad máxima se sitúa en los 225 km/h, mientras que la acelera de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos, con unas emisiones de CO2 de 229 g/km.

Por si esto no fuera suficiente, antes de que acabe el presente año, llegará el primer propulsor híbrido diésel de la firma británica. Por el momento no han sido facilitados todos los datos, aunque sí se sabe que acelerará de 0 a 100 km/h en menos de 7 segundos o que tendrá unas contenidas emisiones de CO2 de 169 g/km.

Pero todo ello valdría de muy poco si no se hubiese trabajado también en otros apartados, como por ejemplo el peso. El bastidor monocasco de aluminio es un 39 % más liviano que el de acero del modelo anterior, de tal forma que comparando el nuevo Range Rover Sport V6 con el modelo precedente de similar motorización, el peso se sitúa en 2.115 kg frente a 2.535 kg, lo que representa un ahorro de nada menos que 420 kg.

También las suspensiones delantera y trasera han sido rediseñadas: En el conjunto anterior se utiliza un doble brazo inferior con muelles neumáticos, la amortiguación es adaptativa de altura variable con una barra estabilizadora pasiva. En el tren posterior se emplea una suspensión de tipo multibrazo con muelles neumáticos, amortiguación adaptativa de altura variable y barra estabilizadora pasiva. Por supuesto para esta renovada versión se han desarrollado y evolucionado numerosos sistemas de ayuda a la conducción, entre los que destacan el Control Activo de Balanceo (Dynamic Response), el Diferencial Autoblocante Activo Trasero (Dynamic Active Rear Locking Differential) o la Vectorización del Par mediante el sistema de frenado (Torque Vectoring by Braking).

Como no podía ser de otra forma en un modelo firmado por Range Rover, su comportamiento fuera del asfalto ha de ser excepcional, para ello cuenta con la última evolución del sistema Terrain Response que, gracias a la elaborada electrónica que equipa, es capaz de detectar el tipo de conducción realizado y seleccionar automáticamente el programa más adecuando al tipo de terreno por el que se circula. A todo ello se suman el Control de Descenso en Pendientes (HDC), el Control de Inicio de Marcha en Inclinación (GRC), el Asistente de Arranque en Cuesta (HSA), el Control Dinámico de Estabilidad (DSC), el Control Electrónico de Tracción (ETC) y el Control de Estabilidad Antivuelco (RSC).

Range Rover Sport. Equipamiento

Este renovado Range Rover Sport, se comenzará a vender en el tercer trimestre de 2013, en un principio con cuatro niveles de equipamiento (S, SE, HSE y Autobiography).

Las posibilidades de equipamiento son casi infinitas, pudiendo dotarse de los últimos avances tecnológicos que van, por ejemplo, desde un sistema WI-FI con el que todos los pasajeros pueden conectarse a Internet desde sus Smartphone o Tablets, hasta un Head-Up que, mediante tecnología láser, ofrece la información más importante del vehículo al conductor sin que éste tenga que apartar la vista de la carretera. Tampoco pueden faltar completísimos sistemas de audio, firmados por la prestigiosa marca Meridian (con hasta 1.700 vatios de potencia y 23 altavoces), conectividad Bluetooth para teléfonos inteligentes o USB para iPods/MP3. La lista es casi interminable.

Fuente: Land Rover
Galería de fotos:

Ver galeria (20 fotos)

Pruebas

El Range Rover Sport es uno de los SUV premium más deportivos, sin renunciar al lujo característico de la firma británica. Lo ponemos a prueba esta semana.
Si quieres saber más pincha aquí >
Lo mejor Lo mejorable
Nuestra nota: