Lo que estás viendo aquí no solo es, supuestamente, el Cadillac de Al Capone, sino que también puede ser uno de los primeros vehículos blindados del mundo. Concretamente, estamos hablando de un Cadillac Series 341-A Town Sedan (VIN: 306449) de 1928 con 1.788 kilómetros en el odómetro y una gran cantidad de hardware aprobado por la mafia.

Capone, el famoso contrabandista conocido como el enemigo público número uno de Chicago, fue condenado por evasión de impuestos en 1931 y sentenciado a 11 años en una prisión federal. Fue puesto en libertad ocho años después, debilitado y sufriendo de neurosífilis. El 25 de enero de 1947, Capone, con 48 años, murió de un paro cardíaco después de sufrir un derrame cerebral. El Cadillac blindado que compró ya se había ido por entonces.

Si bien no hay una forma segura de saber si Al Capone realmente era dueño de esta criatura, una historia de Milwaikee Sentinel de 1921 trazó las matrículas del automóvil hasta Mae Capone, su esposa. Sin embargo, la historia del coche se conoce desde 1933 en adelante, por lo que hay casi un siglo conocido que lo acompaña. Aunque aquí se muestre en un tono verde y negro, no sabemos de qué color era antes ni tampoco cuántas de las siguientes opciones venían de fábrica.

La documentación dice que Capone hizo que una fundición instalara una placa de metal de un cuarto de pulgada (6,35 mm) alrededor, incluso bajo el techo, así como ventanillas 25 mm más gruesas. La luneta trasera, con bisagras, permitía que los pasajeros disparar a sus perseguidores, y se agregó una sirena de policía para despejar el tráfico. Incluso las ventanas laterales se pueden levantar dos pulgadas (63,50 mm) en la parte inferior para disparar lateralmente.

Pintado como la flota de Cadillac de la policía Chicago para hacer las cosas aún más difíciles a las autoridades, esta unidad también estaba equipada con una sirena policial para despejar el tráfico, luces de policía y una radio escondida en la guantera. Capone también modificó el motor V8 de 5,6 litros y 90 CV para aumentar su velocidad máxima hasta las 110 mph (177 km/h), lo cual es un auténtico logro para una barcaza de lujo de 3,5 toneladas de hace casi un siglo.

Se cree que Capone compró el Cadillac Series 341-A Town Sedan a su antiguo socio Emil Denemark, quien también le suministró otros dos modelos de la firma estadounidense con propulsores V16 y que, más tarde, acabarían siendo confiscados por los agentes federales. Esta unidad se escapó por los pelos, ya que se cree que el famoso mafioso lo envió a Chicago, donde uno de sus agentes intentó venderlo sin que los federales lo supieran.

Tras un año en una familia sin mucha fortuna, el coche fue a Nueva York y luego a Inglaterra. A fines de los 50, un hombre llamado Harley Nielson lo compró y restauró, quitando gran parte del blindaje. Fue exhibido en el museo “Cars of the Greats” en las Cataratas del Niágara, Canadá, en 1971. También apareció en el “Smoky Mountain Car Museum” en Tennessee, y se convirtió en parte del surtido repertorio del coleccionista tejano John O’Quinn en 2006, hasta que encontró nuevo dueño en 2012 por 309.400 euros.

Y llegamos a donde estamos ahora. Si estás obsesionado con los gángsters de la vieja escuela y tienes mucho dinero para gastar, este podría ser el santo grial de la automoción para ti. El Cadillac Series 341-A Town Sedan de 1928 de Al Capone está a la venta en Celebrity Cars Las Vegas, justo en el mismo sitio donde nos hacíamos eco recientemente de otro coche famoso por su negra historia, el BMW Serie 7 en el que Tupac Shakur fue tiroteado en 1996.

Y al igual que este, el precio a pagar no es poco: 1.000.000 de dólares, algo más de 900.000 euros al cambio actual. Lógicamente, por ese precio, el coche viene sin ningún tipo de daños, pero sí con numerosos artículos y documentos de época. Si quieres ver con más detalle a un coche tan majestuoso y notorio como el ego de su antiguo dueño, puedes echar un vistazo al vídeo bajo estas líneas.

Fuente: Celebrety Cars

Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta