El BMW Serie 7 (750 iL) en el que el icono del rap Tupac Shakur fue tiroteado está actualmente en venta. Y esta es la primera vez que un particular puede hacerse con él desde el ataque sucedido en 1996. De hecho, esta es la primera vez que se ve a este BMW en 20 años. El coche ha sido sometido a una restauración completa, devolviéndolo a la condición que lucía antes de del incidente que terminó con la vida del artista neoyorkino.

Los agujeros de bala fueron tapados y reparados, por supuesto, aunque en el proceso se decidió dejar una pequeña muesca de unos de los impactos en la puerta. Esto supuso un repintado completo y el reacondicionamiento del interior en su totalidad. Las ruedas del mercado de accesorios que llevaba el automóvil el coche en 1996 también se han restaurado. Además, viene con el documento de alquiler original de Death Row Records, la discográfica de Tupac.

El famoso rapero nacido en Harlem fue atacado en Las Vegas cuando salía de una pelea de boxeo entre Mike Tyson y Bruce Seldon en el hotel-casino MGM Grand. Acompañado por el presidente de Death Row Records y amigo Suge Knight, el coche fue asaltado la noche del 7 de septiembre de 1996. Mientras el coche bávaro estaba parado en un semáforo, un Cadillac blanco se acercó con reprís y disparó 13 proyectiles del calibre .40 (10 mm) sobre Tupac.

Sobre él impactaron cuatro balas: una en el brazo, otra en el muslo y dos en el pecho. Suge fue herido en la cabeza, aunque la bala solo le rozó el cráneo, pero “Makaveli” murió seis después en el hospital por hemorragia interna. Tupac tenía 25 años y, desde entonces, es considerado como uno de los raperos más influyentes de la historia. Después del asesinato, la policía de Las Vegas vendió el coche en una subasta y ha pasado por varios coleccionistas hasta ahora.

Hay muchos coches que se han ganado un nombre a lo largo de los años por estar estrechamente involucrados en el fallecimiento prematuro de celebridades. Tales como el desafortunado viaje de James Dean en un Porsche 550 Spyder (1955), el Lincoln Continental Convertible que transportaba a John F. Kennedy en el momento de su asesinato (1963), y más recientemente, el Porsche Carrera GT en el que el actor Paul Walker perdió trágicamente la vida (2013).

De esos tres, solo el Lincoln permanece intacto. Pero el BMW 750 iL en el que viajaba Tupac Shakur cuando le dispararon también fue otro automóvil destacado en el pasado. Este mismo ejemplar que luce casi tan bien como el momento en el que fue adquirido, se puso a la venta hace casi dos años. Ahora, el concesionario Celebrity Cars Las Vegas de Nevada, Estados Unidos, lo ha puesto en venta. Sin embargo, si quieres hacer con él, deberás tener muchos ahorros.

Última foto de Tupac Shakur con vida (7/09/1996)
Agujeros de bala tras el tiroteo

Si bien comprar un coche que resultó en la muerte de alguien es tan oscuro como la pintura de este Serie 7, su valor ha aumentado sustancialmente con el paso de los años. Tiempo atrás, el precio inicial era de 1,5 millones de dólares (1,34 millones de euros), pero ahora es de 1,75 millones (1,57 millones de euros). No es que alguien lo vaya a comprar por sus especificaciones técnicas, pero por lo que vale, al menos te llevas a casa una berlina realmente rápida.

Cuando se puso en venta en 1994, el BMW Serie 7 (E38) se posicionaba no solo el representante de la casa germana, sino como una de las mejores berlinas del mundo. Dispuesto a ser la peor pesadilla del Mercedes Clase S (W140), el 750 iL contaba con un propulsor V12 de 5.4 litros capaz de aportar 326 CV y 490 Nm. Con una batalla 140 milímetros superior a la de un Serie 7 estándar, el 750 iL alcanzaba los 100 km/h en 6,8 segundos y 250 km/h de velocidad máxima.

Todo quedaba gestionado a través de una transmisión automática de cinco velocidades que enviaba la energía del propulsor a las ruedas posteriores. Con dos toneladas de peso, no es lo que se dice un mechero (en torno a 15 l/100 km), pero es difícil igualar la contundencia en el empuje entrelazado con la suavidad de manejo del motor V12 de BMW. Nuestro protagonista cuenta con 121.043 millas en el odómetro, o 194.800 kilómetros en el sistema métrico decimal.

Aquellos que estén interesados ​​tendrán que pagar un depósito reembolsable de 18.000 euros (mucho más de lo que vale un BMW Serie 7 de los 90 que no tiene el mismo historial) antes de hacer una oferta. Además, se hará necesario firmar un acuerdo de confidencialidad. El coche se venderá tal cual y no estará cubierto por ningún tipo de garantía. Solo el tiempo dirá si alguien está dispuesto a pagar lo mismo que costaría hacerse con ¡11! nuevos BMW 750i xDrive.

Fuente: Celebrity Cars

Galería de fotos:

Ver galeria (20 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta