Vivimos en un mundo cada vez más automatizado. Esto se puede extrapolar al mundo del automóvil, donde cada vez vemos más sistemas de ayuda a la conducción y todos se preparan para la llegada del coche autónomo. También ocurre en las fábricas, donde los robots se encargan de los trabajos más pesados y tediosos. Aunque tienen un alto índice de efectividad, lo cierto es que también es posible que aparezcan fallos, como este que hemos visto en el Subaru Ascent.

El SUV grande con tres filas de asientos no se vende en nuestro país, pero es bastante popular en mercados como el de Estados Unidos. Precisamente allí se produce, en la planta de Subaru of Indiana Automotive en Lafayette (Indiana). En este lugar se produjo un fallo en el código de programación de algunos robots y se saldó con un importante error de producción. De hecho, casi 300 unidades de este modelo no tienen arreglo posible.

Los robots afectados por el fallo se encargaban de poner los puntos de soldadura en el pilar B del Subaru Ascent. De este modo, hay 293 unidades del SUV que tienen que ser descartadas directamente al verse comprometida su rigidez y, por lo tanto, su seguridad. Son aquellos que fueron fabricados entre el 13 y el 21 de julio y algunos de estos ejemplares ya habían sido entregados a clientes. Nueve unidades han tenido que ser retiradas de sus usuarios, que recibirán un Ascent nuevo próximamente.

La NHTSA, que es el departamento regulador del transporte en Estados Unidos, se ha  encargado de la llamada a revisión y no se ha registrado ningún tipo de daño por este error. Lo más llamativo de este fallo en la programación de los robots de soldadura es que no todos los Subaru Ascent presentaban el problema anteriormente citado y la marca no sabe explicar el porqué.

Fuente: NHTSA

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta