Aprovechando el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, la firma turinesa ha aprovechado para presentar su renovado Abath 595 essesse. Este 2019 el apellido essesse da nueva vida a un nombre profundamente arraigado en la historia de la marca, cuando los kits de tuning se diseñaban para mejorar el rendimiento de los coches de producción.

El primer Abarth 595 essesse hizo su debut en 1964. Con un peso de 570 kilos y un bloque de cuatro cilindros refrigerado por aire de 594 cc y 32 CV de potencia máxima, era capaz de alcanzar los 130 km/h de velocidad punta. El propulsor estaba sintonizado con la ayuda de un carburador Solex 34 PBIC y un colector de admisión especial, fundido en una sola pieza de aleación ligera con la culata.

En 2009, las siglas “SS” volvieron al pequeño escorpión. El Abarth 500 adquiría un nuevo esquema de suspensiones firmado por Eibach, frenos más potentes y una potencia incrementada hasta los 160 CV. Hoy, 10 años después, el icónico essesse regresa a lo más alto de la gama Abarth con 180 CV bajo el capó. La esencia original se mantiene, con una grata puesta a punto y el rugido del sistema de escape Akrapovic.

 

De la mano de Brembo, el equipo de frenado también está a la altura con discos delanteros ventilados y perforados y pinzas rojas de gran tamaño. También es estándar un filtro de aire BMC que proporciona una mejor capacidad de flujo de aire de admisión, beneficiando la calidad de la combustión del motor, la potencia de salida y el rendimiento de este. Además, el nuevo equipo Abose del Abarth 595 se completa con una suspensión trasera Koni FSD.

Exteriormente, el nuevo Abarth 595 esseesse se identifica por sus llantas de aleación Supersport de 17 pulgadas con un nuevo acabado Racing White, franjas laterales Abarth, tapas de espejos y un DAM delantero y trasero a juego. En el interior, la personalidad del essesse se refleja en los asientos deportivos Sabelt 70, con la carcasa trasera de carbono y el número 70, aprovechando el septuagésimo aniversario de Abarth.

Al igual que en el resto de la gama, no falta un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 7 pulgadas, con Abarth Telemetry, y soporte y compatibilidad para Apple CarPlay y Android Auto. El distintivo “essesse” y el distinto “70 aniversario” ponen la guinda a un conjunto más que apetecible.

Fuente: Abarth
Galería de fotos:

Ver galeria (16 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta