El Abarth 695 Tributo Ferrari es un Abarth 500, un modelo basado en el Fiat 500, con algunas especificaciones. Lleva un motor 1.4 de gasolina de 180 CV. Se trata de 20 CV más que el que tiene el del Abarth 500 con el kit esseesse. Va asociado a una caja de cambios automática de cinco relaciones y las marchas se pueden cambiar con unas levas que hay en el volante. Puede alcanzar una velocidad de 225 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 7 segundos.

Lleva unos frenos Brembo con discos de 284 mm delante y 240 mm detrás. Las pinzas de freno están pintadas en color rojo y la suspensión tiene unos ajustes específicos. Las llantas tienen un diseño inspirado en la marca del Cavallino Rampante.

Tiene una carrocería de tres puertas y está homologado para llevar a cuatro personas. Está pintada en color Rojo Escudería con detalles en Gris Racing como las líneas que recorren longitudinalmente el coche desde el capó hasta el portón, las llantas, el difusor trasero y el marco de las entradas de aire del paragolpes delantero. Sus medidas son 3.657 mm de largo y 1.627 mm de ancho.

En el interior destacan los asientos Abarth Corse by Sabelt. Están tapizados en piel y pesan 10 kg menos que los asientos que lleva el Abarth 500. El volante también está tapizado en piel de color negro y lleva inserciones rojas a juego con la carrocería. Salvando las distancias, el cuadro de instrumentos ha sido diseñado con un cierto aire a los que llevan los modelos Ferrari. También hay otros detalles decorativos específicos como la plaza de la numeración de cada unidad.

No hay otro Abarth 500 que lleve faros de xenón, este sí. Además, también lleva alumbrado lateral y retrovisores exteriores en carbono.

Fotos del Abarth 695 Tributo Ferrari

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta