El último informe de la Fundación Línea Directa se ha centrado en estudiar la siniestralidad de un sector que cada vez crece más. Han sacado una conclusión bastante llamativa, los accidentes con furgonetas han aumentado un 41 % en los últimos cinco años. Se trata de un crecimiento considerable si lo comparamos con el de los turismos, que ha crecido un 12 %. Aquí van unas claves para poder comprender esta tendencia.

En este último lustro ha habido 935 muertos y casi 4.600 heridos graves aquellos siniestros que implican a furgonetas. Esto nos deja una mortalidad un 35 % mayor que en los turismos y se apunta a las ciudades como el lugar donde más crece el número de lesiones, con un aumento del 94 %. Los datos han sido recabados de un estudio anterior que analizó casi medio millón de accidentes con 755.000 conductores implicados y un total de 41.000 furgonetas.

Los factores que apunta la Fundación Línea Directa como principales motivos son diversos. Por un lado el tejido empresarial español, que cuenta con más de 3 millones de autónomos que utilizan este tipo de vehículos. También se apunta a esa gente que alquila furgonetas para algunas tareas y no tiene preparación ni experiencia para conducirlas correctamente. En tercer lugar se señala el auge del comercio electrónico y lo que ello conlleva.

Analizando los accidentes se pueden sacar algunas conclusiones. La mayoría de siniestros con furgonetas suelen ser por alcance trasero contra turismos, la persona que lo protagoniza suele ser un varón de entre 35 y 45 años y con experiencia. El lugar está casi igualado las autopistas y autovías con las ciudades, mientras que la hora se concentran más accidentes a mediodía, los viernes y entre junio y octubre. La responsabilidad suele ser del conductor de furgoneta en un 66 % de los casos.

En muchos casos el motivo del accidente también puede estar relacionado al mal estado del vehículo. Según los datos de la DGT, las furgonetas accidentadas presentabas un 60 % más de deficiencias que los turismos. Donde se concentran más desperfectos es en neumáticos, frenos y dirección. También hay que añadir que la antigüedad media del parque de furgonetas alcanza los 16 años, un 20 % que el de los turismos, ya bastante elevado de por sí.

Hay lugares donde la accidentalidad de las furgonetas es mayor. Según un cálculo de furgonetas accidentadas por cada 1.000 vehículos la media nacional fue de 4,7 en 2015. Las que presentan una mayor proporción son Baleares, Cataluña y Asturias; y las que menos fueron Cantabria y Navarra.

La Fundación Línea Directa completa el estudio con una encuesta a 1.202 conductores y 304 repartidores profesionales para comprobar la opinión que generar los conductores de furgonetas. No salen demasiado bien parados con un 81 % que piensa que “aparcan en cualquier sitio” o un 72 % que piensa que “se distraen con el GPS y el móvil”. El 68,5 % piensa que esto se ha agravado con el auge del e-commerce, mientras que el 65 % lo solucionaría con tacógrafos como en los camiones.

También hay mucho desconocimiento por parte del conductor medio acerca de las claves para conducir una furgoneta. El 81 % reconoce desconocer como colocar la carga de forma seguro, el 75 % ignora los límites de velocidad de estos vehículos y el 46 % nunca fija la carga en sus portes.

Fuente: Fundación Línea Directa

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta