El BMW Serie 3 GT nacía en 2013 como una opción que mejoraba la habitabilidad de la popular berlina alemana. Por aquel entonces parecía tener mucho sentido y su fórmula procedía del Serie 5 GT (hoy reconvertido en el Serie 6 Gran Turismo). Pero parece que la tendencia SUV está haciendo replantearse su estrategia a la marca alemana. Y ahora todo apunta a que la nueva generación del Serie 3 ya no tendrá esta carrocería Gran Turismo.

Así lo afirmaba Klaus Fröhlich, responsable de desarrollo global de BMW, en unas declaraciones a Motoring durante el pasado Salón de París. El directivo dice que los SUV de la marca, como el BMW X1 y el BMW X3 dan al usuario esa posición de conducción elevada que tanto busca el gran público y que estas versiones GT no pueden conseguir. A pesar de que esta carrocería tiene un mejor comportamiento y un menor consumo, el cliente manda y por lo tanto tendrá que desaparecer.

Eso no afecta en absoluto al lanzamiento de la nueva generación del Serie 3 y al futuro lanzamiento de la Serie 4. Nos referimos a que el Serie tres seguirá con la carrocería sedán de cinco puertas y con la familiar (Touring), mientras que la Serie 4 se encargará de las carrocerías coupé de tres puertas y descapotable (Cabrio). A esto hay que sumar las versiones deportivas de ambos modelos, los populares M3 y M4.

De esta forma parece que se despide de forma definitiva el BMW Serie 3 GT, dejando al Serie 6 GT como único representante de esta carrocería. No sabemos lo que le deparará el futuro, pero parece que el predominio de los SUV en el mercado está condicionando mucho a las marcas. El directivo de BMW afirmaba que se habían equivocado con esa carrocería y que los segmentos están teniendo muchos cambios en los últimos años, por lo que tienen que tener cuidado con los lanzamientos.

Fuente: Motoring

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta