A partir del día 1 de noviembre de 2018 estará quedará prohibida la venta de neumáticos de turismo y de camioneta dentro de la Unión Europa. Esta medida que se engloba dentro de un plan para reducir las emisiones de CO2 y lograr que el parque automovilístico europeo sea más eficiente.La decisión de ha adoptado en base al contenido del Reglamento (CE) nº661/2009 y afecta a dos tipos de neumáticos

  • Neumáticos de clase F en resistencia a la rodadura para turismos y camionetas.
  • Neumáticos de clase E de camioneta con coeficiente de resistencia a la rodadura sea superior a 9.

El director de la Comisión de Fabricantes de Neumáticos, José Luis Rodríguez, señala que la legislación europea actual atribuye a los neumáticos de baja resistencia a la rodadura mucho portagonismo en la reducción de gases de efecto invernadero. Casi el 20% del consumo de combustible de los vehículos tiene que ver con la resistencia a la rodadura, “por lo que cualquier mejora en las cubiertas se notará rápidamente en nuestros bolsillos”.

En el etiquetado del neumático se muestra perfectamente la resistencia a la rodadura. ¿Pero en qué consiste ese factor?

¿Qué es la resistencia al rodamiento?

La resistencia a la rodadura es la fuerza que opone la rotación del neumático. Un neumático ha de ser algo flexible (que se deforme en contacto con el suelo) y haber sido fabricado con compuestos que sean capaces de agarrarse al pavimento, para garantizar la motricidad y agarre del vehículo y, por ende, la seguridad.

Con cada vuelta de la rueda el neumático se deforma debido al peso del vehículo que soporta. Y con cada vuelta, mucho más. Hasta un 20% de la energía del depósito se consume ahí. No puede reducirse al mínimo, pero entre un neumático de clase A (el más eficiente) y uno de clase G (el menos eficiente) puede haber una diferencia de consumo del 7,5%… y por ende en la contaminación.

Esta resistencia a la rodadura se mide (en kilogramos por tonelada) con los neumáticos en vehículos, colocados sobre máquinas con tambor de rodamiento homologadas. No es el único factor que se mide en el etiquetado de neumáticos, que también valoran su adherencia en pavimentos mojados o el ruido.

 

Fuente: Europa Press, Comisión de Fabricantes de Neumáticos

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta