El ‘afeitado’ de kilómetros es una práctica todavía bastante extendida que consiste en trucar los cuentakilómetros. Se trata de una estafa, pues se rebaja la distancia real y se venden en el mercado de ocasión por valores superiores a lo que correspondería. La Guardia Civil acaba de completar la operación Countdown, iniciada en 2014 en Zaragoza, por la que se han detectado un total de 1.094 coches con el kilometraje modificado.

La operación comenzó en el municipio zaragozano de La Almunia de Doña Godina, cuando un comprador de un vehículo usado comienza a dudar del kilometraje de su reciente compra. La Policía Judicial comprobó que su odómetro había sido manipulado y que le habían quitado más de 75.000 kilómetros antes de venderlo. A partir de ese incidente empezaron a investigar el taller que vendió el vehículo y aparecieron más sorpresas al seguir las migas de pan.

Resulta que ese mismo taller había vendido anteriormente otros siete coches con rebajas de entre 80.000 y 100.000 kilómetros. Además, en esos momentos tenía a la venta otros tres con las mismas condiciones. La siguiente pista guiaba a un establecimiento industrial de Zaragoza que resultó ser el centro neurálgico y tenía mucho material que implicaba a otros centros en las provincias de Huesca, Zaragoza, Teruel, Soria y Logroño.

Comenzó la operación a mayor escala y durante los últimos cuatro años se han investigado más de 45.000 vehículos. El resultado es que 1.094 de ellos fueron manipulados y sus propietarios no lo sabían. Entre todos, se calcula una manipulación de 165 millones de kilómetros que se ha saldado en una estafa que ronda los cuatro millones de euros. Los ‘afeitados’ van desde los 25.000 kilómetros para el que menos, hasta los 610.000 kilómetros (no, no es una errata) para el que más. La operación Countdown se ha saldado con 103 detenidos y otros 85 investigados más, además de esclarecer 24 delitos de falsedad documental.

Fuente: Guardia Civil

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta