El lanzamiento del Alpine A110 2018 trajo mucha expectación. La decisión de Renault de devolver a la vida a la mítica marca fundada por Jean Rédélé en 1995 y que llevaba más de dos décadas extintas significó mucho para sus seguidores más acérrimos. Ahora que este pequeño coupé de motor central ya está presente por nuestras carreteras y que incluso ha habido un par de ediciones especiales parece el momento ideal para presentar el Alpine A110S.

Se trata de la versión tope de gama del modelo, la que se encarga de sacar algo más de potencia de su mecánica de cuatro cilindros y la que cuenta con algunos ajustes a nivel de chasis para ofrecer un comportamiento mejorado. Se anuncia que las primeras unidades de este modelo llegarán a partir del mes de octubre y que su precio de partida será de 66.500 euros. Vamos a hacer un repaso a todo lo que puede ofrecer este ejemplar.

Es obligatorio comenzar con su motor de cuatro cilindros y 1.8 litros, el mismo que montan otros modelos como el Renault Mégane RS. En el modelo de acceso ya contaba con 252 CV y ahora gracias a una serie de modificaciones (como el aumento de la presión del turbo en 0,4 bares) se consiguen 292 CV y 320 Nm de par. Se mantiene la caja de cambios automática Getrag y sus prestaciones mejoran ligeramente, ahora hace el 0 a 100 km/h en 4,4 segundos y su velocidad máxima se mantiene en 250 km/h.

Pero ya no es solo que el Alpine A110S sea más potente, sino que tiene una configuración más radical. Se ha rebajado la altura de su carrocería en 4 milímetros para optimizar el centro de gravedad. Al mismo tiempo se recalibra la suspensión, con unos muelles un 50 % más rígidos y unas barras estabilizadoras que son un 100 % más firmes. Destacan también los frenos Brembo de 320 mm de serie y unos neumáticos Michelin Pilot Sport 4 específicos para el modelo.

Ya hablábamos de un peso de 1.114 kg en el Alpine A110, pero ahora en la versión S puede reducirse hasta los 1.107 kg con opcionales como las llantas forjadas Fuchs o el techo de fibra de carbono. El exterior de este ejemplar también tiene algunas características propias como las llantas GT Race, las pinzas de freno en color naranja o la bandera de fibra de carbono en los montantes traseros. Esa combinación también se traslada al interior, que tiene algunos detalles en naranja y esos llamativos asientos deportivos Sabelt de solo 13,1 kg.

Fuente: Alpine

Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta