Casi siete años después, un largo proceso judicial llega a su fin con la sentencia del Tribunal Supremo, que ha confirmado la anulación de la subida de hasta un 50% de las multas de tráfico, aprobada en decreto por el Ayuntamiento de Madrid, allá por 2005. La sentencia viene a confirmar otra emitida en el mismo sentido por el Tribunal de Justicia de Madrid en 2009, que consideró que la subida de los preios de las multas vulneraba los principios de jerarquía normativa y proporcionalidad.

El recurso ante el Tribunal Supremo era el último cartucho del Ayuntamiento de Madrid, que ha alegado en su defensa que no se trataba de un decreto del Concejal de Seguridad, “sino de una simple instrucción interna del director general de Movilidad que no determina el importe de las sanciones”, ya que el decreto tiene un rango normativo y la instrucción no.

El Tribunal no ha tenido en consideración los argumentos Consistorio. Según la empresa DVuelta, que interpuso en su día la demanda, el importe de lo recaudado en multas en 2005 superaría los 600 millones de euros.

Nada más hacerse pública la noticia, muchos de los afectados por aquellas sanciones acudieron en masa a las denominadas empresas quitamultas. El Ayuntamiento de Madrid ha pedido cautela a la hora de contratar este tipo de servicios, que según Miguel Ángel Villanueva, vicealcalde de la ciudad, “hacen un flaco favor a los derechos de los ciudadanos en función de determinado negocio, por supuesto legítimo, pero que en cualquier caso es ese el negocio, recurrir multas”.

Según Villanueva “en ningún caso, el impacto de la decisión del Tribunal Supremo para las arcas muncipales es la que se ha comunicado, aunque todavía es demasiado pronto para cuantificar absolutamente nada. Solo habría que devolver las cuantías que ya hubieran sido abonadas, y solo habrá lugar a dicha devolución en los casos en los que se hubiera recurrido la sanción en tiempo y forma y en que se hubiera alegado en dicho recurso la ilegalidad del cuadro de sanciones de 2005”.

Fuente: Dvuelta

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta