Quien mas o quien menos conoce el sistema Start & Stop, que detiene el motor durante las paradas del coche para que consuma menos. Pues bien, la firma de componentes Hella quiere llevarlo a una nueva dimensión. Quiere crear un sistema capaz de apagar el motor de un vehículo de combustión a velocidades de hasta 100 km/h, cuando falta más par motor para seguir rodando.

Hella calcula que, apagando el motor y desengranando la caja de cambios siempre que no haga falta producir más energía, se ahorraría un 10 % en el consumo de combustible. El mecanismo de Hella se basa en el que ya existe en los vehículos híbridos para que el motor de combustión deje de funcionar y se circule en modo exclusivamente eléctrico. Cuando se esté a punto de coronar una pendiente o cuando se ruede cuesta abajo, puede bastar con aprovechar la inercia.

El vehículo que contase con este sistema Start/Stop necesitaría dos baterías, lo que permitiría seguir suministrando energía a la dirección eléctrica y a los frenos aunque el motor esté apagado. Hella dice que trabaja ya en diferentes tipos de batería según las necesidades de cada usuario. Para el que circule mucho por autopista, donde se activará y desactivará continuamente, lo mejor será utilizar condensadores de doble capa, mientras que para el resto bastará con una batería tradicional de iones de litio.

El sistema genera bastantes dudas, sobre todo en el apartado de seguridad. Porque una cosa es la desconexión de cilindros y que solamente funcione medio motor, (ya lo incluye hasta Lamborghini) y otra apagar por completo la mecánica a esas velocidades. Y Hella reconoce que será complicado convencer a los consumidores de que se trata una tecnología segura y efectiva.

Sobre todo en Estados Unidos, donde los sistemas de arranque/parada no están tan generalizados como en Europa, debido en gran parte a que la EPA, la agencia gubernamental de protección del medio ambiente que se encarga de medir los consumos, apenas ha detectado diferencia entre lo que gasta un coche con mecanismo Start/Stop o sin él. En las homologaciones europeas sí se aprecia, ya que el sistema para medir los consumos en Europa es muy diferente y se tiene mucho en cuenta la conducción urbana.

Fuente: Hella

1 COMENTARIO

Deja una respuesta