Logo de Noticias Coches
Aston Martin V8 Volante Zagato – 5
Mario Nogales

El exclusivo Aston Martin V8 Volante Zagato del que solo existen 37 unidades

La colaboración entre Aston Martin y Zagato es una de las más longevas y provechosas del mundo del automóvil. La marca británica y el carrocero italiano han presentado un puñado de coches de desarrollo conjunto, todos ellos teniendo en común la exclusividad y el diseño. En la década de los 80, cuando el Aston Martin V8 era el máximo representante de la gama para los de Gaydon, hicieron algo con unas cualidades muy especiales. Hablamos del Aston Martin V8 Volante Zagato que rememoramos hoy.

Después de la alta demanda que había recibido el V8 Vantage Zagato en 1985, dejando a algunos coleccionistas sin la oportunidad de conseguirlo, ambas empresas decidieron extender su colaboración con la carrocería descapotable del modelo. Pasaría el mismo proceso al que se había sometido el coupé. Aston Martin hacía en Gaydon el chasis completo con motor, transmisión, suspensiones y cableado; para mandárselo a Zagato a Milán. Allí se le ponía la nueva carrocería de aluminio y el resto de detalles.

El caso es que este Aston Martin V8 Volante Zagato, que comenzó a venderse en 1987, ofrecía una rigidez superior a la del coupé gracias a los retoques. Aunque su propósito no era conseguir unos niveles de rendimiento sorprendentes ni unas prestaciones destacadas, pues por aquel entonces ya se había anunciado la versión de corte deportivo Vantage. Montaba un motor V8 de 5.3 litros con inyección Weber Marelli y podía ir con la transmisión ZF manual de cinco velocidades o con la automática Torqueflite de tres velocidades.

Desarrollaba una potencia de 305 CV y 434 Nm de par, por lo que quedaba lejos de los 437 CV que conseguían las versiones Vantage. En este caso primaba mucho más la distinción a nivel estética que aportaba Zagato. Porque se diferenciaba del resto gracias a su capó plano, a la nueva parrilla en el color de la carrocería, a los faros abatibles o a los paragolpes. El descapotable contaba con una capota de lona eléctrica con una ventana trasera de plástico para no sumar demasiado peso al conjunto.

El interior del Aston Martin V8 Volante Zagato también destacaba por esa configuración tan individual y que rebosaba calidad por los cuatro costados. La tapicería de cuero inundaba casi todas las superficies y contaba con elementos de equipamiento llamativos para la época como asientos con reglajes eléctricos. La unidad que sale en las imágenes fue vendida este mismo año por 170.000 euros por Collecting Cars, algo lógico si tenemos en cuenta que solamente se hicieron 37 unidades de este ejemplar entre 1987 y 1989.

Fuente: Collecting Cars

Galería de fotos:

  • Aston Martin
  • coches clásicos