Desde hace tiempo, Aston Martin tiene un proyecto muy interesante entre manos. Con la ayuda de Red Bull Advanced Technologies y de AF Racing está preparando uno de los superdeportivos más impresionantes de los últimos tiempos. Ha habido cambios, comenzó llamándose AM-RB 001 y luego supimos que el nombre definitivo sería Aston Martin Valkyrie. Su imagen también ha ido cambiando, aunque esta vez parece más cerca de la definitiva.

Lo mires por donde lo mires, este Aston Martin Valkyrie es sobrecogedor. Parece una nave espacial salido de una película de ciencia ficción, pero todo apunta a que será real dentro de poco. Su estética está marcada por la eficiencia aerodinámica. Esta última actualización es más afilada y tiene más elementos para elevar el ‘downforce’. Solo hace falta ver el las llantas carenadas o enorme difusor trasero curvo y el alerón que queda por encima.

La obsesión por la aerodinámica y el peso llega a detalles como la iluminación LED, con unos faros entre un 30 y un 40% más ligeros que cualquier otros de serie y con unos pilotos traseros que son los más pequeños que se hayan montado en un coche. Incluso se ha pensado en la insignia de Aston Martin, que en vez de ser una chapita está grabada directamente en el aluminio y tiene un espesor de 70 micras.

Por primera vez se ha podido ver el acceso al interior del Valkyrie. A través de unas llamativas puertas tipo alas de gaviota y haciendo algún que otro malabarismo se podrá entrar a todo un habitáculo de competición. Los asientos están hechos directamente sobre el monocasco y la posición es parecida a la de un Fórmula 1, con el piloto prácticamente tumbado. Desde ahí se pueden apreciar los pocos elementos que incluye este ejemplar.

El volante también parece sacado de los monoplazas Red Bull, tanto por la forma como por los botones (los únicos que hay en el habitáculo). Es extraíble y cuenta con una pantalla OLED que muestra todo tipo de datos. Hay otra pantalla en una posición más centrada y otras dos que sustituyen a los retrovisores, pues en el Valkyrie no hay espejos sino cámaras.También se prescinde del retrovisor central.

Esta vez no se ha hablado de rendimiento, por lo que suponemos que seguirá igual en ese apartado. El Aston Martin Valkyrie cuenta con un motor V12 atmosférico de 6.5 litros puesto a punto por Cosworth. Se espera que desarrolle unos 1.000 CV, suficientes teniendo en cuenta que pesará alrededor de 1.000 kg. Con esta relación de peso potencia 1:1 probablemente conseguirá ser uno de los superdeportivos más rápidos del mundo.

Fuente – Aston Martin

Galería de fotos:

Ver galeria (18 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta