La firma de automóviles Audi, o lo que es lo mismo, el grupo Volkswagen, o lo que es lo mismo, el mayor productor europeo de vehículos, podría ampliar su volumen de negocio con la adquisición de una marca de motos. Y no de cualquier, nada menos que Ducati, historia viva de las dos ruedas y uno de los grandes emblemas del motor italiano.

En coches.com ya informamos hace unas semanas de la salida a la venta de la firma transalpina de motocicletas. El fondo de inversión Investindustrial, propietario de Ducati, mostró en febrero su intención de vender la compañía, por la que quiere alcanzar un acuerdo de venta por un importe de hasta 1.000 millones de euros. En aquel momento, Volkswagen ya sonó como uno de los posibles compradores , pero también se habló del interés de BMW y el consorcio indio Mahindra, muy interesado en su desembarco comercial en el viejo continente.

Ahora, según publica Bloomberg, Audi ha vuelto a la carga. La alemana tiene hasta mediados del mes de abril para agotar un derecho de tanteo sobre Ducati de aproximadamente 850 millones de euros, que incluiría unos 800 millones de euros en pasivos. La relación entre Audi y Ducati viene de lejos. Ya en 2008, Ferdinand Pieh, presidente de Volkswagen, reconoció públicamente el interés por la compra de Ducati. Para los especialistas, la operación es compleja en términos comerciales.

Erich Hauser, analista de Credit Suisse, publica un artículo donde muestra sus recelos en cuanto a los hipotéticos beneficios que obtendría una marca de coches al adquirir una firma de motos. Sin embargo, y a pesar de los riesgos evidentes que comportaría el acuerdo, para Hauser, la maniobra tiene pleno sentido dentro de la estrategia de los alemanes por “crear un imperio”.

Vía: Expansión

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta