El lujo no tiene límites y eso es algo que vemos en el mundo del motor prácticamente cada día. Algunas marcas apuestan por hacer ejemplares únicos y al alcance de muy pocos. Bentley es el perfecto ejemplo y hace tiempo sorprendió con su Bentayga Fly Fishing, con todo lo indispensable para irse de pesca. Ahora presentan el Bentley Bentayga Falconry, una creación similar pero dedicada a los amantes de la cetrería, el arte de la cría y la caza con aves rapaces.

Se trata de un trabajo del del departamento de personalización Mulliner, que ha hecho artesanalmente este ejemplar tan llamativo y afirman que no habrá dos iguales. Por fuera pasará desapercibido, pues se trata de un Bentayga normal, pero el interior está repleto de detalles. Entre los asientos y su exquisita tapicería de cuero aparece una percha sobre el reposabrazos, donde el halcón podrá posarse sin destrozar nada.

La moldura de la zona del copiloto tiene una escena de marquetería hecha con 430 piezas individuales de madera, un elemento que tarda nueve días en hacerse. Aunque las principales novedades del Bentayga Falconry se esconden en su maletero. Allí se han instalado dos cofres tapizados en un tejido de corcho, uno que es la estación de vuelo principal y el otro un compartimento para que el día sea más llevadero.

Para los halcones hay perchas, capuchas o guantes; mientras que para el cetrero habrá petacas y vasos para tomar un refrigerio. El precio del Bentley Bentayga Falconry no ha sido desvelado, pero seguramente tampoco importe a su público objetivo. Hay que tener en cuenta que esta actividad cuenta con muchos adeptos en Oriente Medio y que algunas de las mejores aves pueden alcanzar el millón de euros.

Fuente – Bentley

Galería de fotos:

Ver galeria (36 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta